latercera.cl

5 de junio de 2008

EDUCACION

Integra presenta primeros resultados del Jardín Digital

Según la directora Loreto Amunátegui, este año cerca de 39 mil niños podrán acceder a nuevas tecnologías en la sala de clases.


03/06/2008 - 09:52

“Serán cerca de 39 mil los niños que ya este año, podrán acceder a las nuevas tecnologías en la sala de su jardín infantil”, informó la Directora de Integra, Loreto Amunátegui, tras la presentación de la evaluación realizada por la Universidad de la Frontera (UFRO) a la experiencia piloto del proyecto Bicentenario de esa Fundación, Jardín Digital.

El programa está instalando computadores en las salas de los niños que tienen entre dos y cuatro años quienes, guiados por sus educadoras especialmente capacitadas, dedicarán tiempo diariamente a su exploración.

Aprendiendo con softwares desarrollados especialmente para preescolares, los niños se familiarizan con esta herramienta, descubriendo de manera interactiva colores, números, figuras geométricas y sonidos de animales.

“Mediante alianzas estratégicas, con la comunidad organizada y con el sector público y privado, buscamos establecer un pacto social, que nos permita romper la brecha digital y que involucra, no sólo a esta Institución, sino que a toda la sociedad”, destacó Loreto Amunátegui.

El proyecto ha contado con la colaboración de entidades como la Sofofa, Fundación Chilenter y Fundación Vida Rural de la Universidad católica de Chile.

Este año, en todo Chile, Fundación Integra está invirtiendo más de 521 millones de pesos en el proyecto Jardín Digital para tener 700 salas de párvulos dotadas con 700 equipos computacionales en 2008.

Durante el 2007, se desarrollaron 25 jardines digitales pilotos que fueron acompañados y evaluados por el Instituto de Informática de la Universidad de la Frontera.

Los resultados fueron presentados por el director de este instituto, Enrique Hinostroza e indican que los computadores se constituyen en recursos pedagógicos de alta motivación para los niños y por tanto son potenciadores de aprendizajes significativos.

Además, los padres y las familias valoran la experiencia como una oportunidad de igualdad de oportunidades para sus hijos considerando que la educación que reciben en los jardines infantiles es de igual o mejor calidad que la educación particular y los equipos de los jardines valoran la iniciativa en la línea de la modernidad y la actualización de sus capacidades.

“Esta nueva tecnología en el jardín se ha constituido en un verdadero ‘Caballo de Troya’ que ha atraído a la comunidad hacia los establecimientos, espacios que se han valorizado ante las familias y hoy son sinónimo de conectividad, modernidad y nuevas oportunidades para sus hijos”, ejemplificó Hinostroza.
 
En la Región de O’ Higgins, cinco jardines participaron de la experiencia piloto: Arturo Prat de Peumo, Los Retoños de Las Cabras, Mundo Nuevo de San Fernando, Zancudín de Chépica y Amanecer de Pichilemu. Aquí, una de la agentes educativas de Mundo Nuevo, Pamela González, guía el trabajo pedagógico con esta nueva herramienta.
 

EL DÍA