latercera.cl

9 de noviembre de 2008

EDUCACION

Experto inglés asegura que invertir en educación inicial significa ahorrar en gasto social

Edward Melhuish, director delegado del Instituto para el Estudio de la Niñez, Familias y Asuntos Sociales de la U. de Londres, dijo que es más rentable para el país asignar recursos a los niños, que directamente a los padres.


07/11/2008 - 09:11

Uno de los más destacados invitados al Seminario Internacional el Impacto de la Educación Inicial, Edward Melhuish, director delegado del Instituto para el Estudio de la Niñez, Familias y Asuntos Sociales de la Universidad de Londres y director ejecutivo de la Evaluación Nacional del Programa “Sure Start”, modelo del sistema de protección social Chile Crece Contigo, aseguró en su presentación que es más rentable para un país asignar recursos para los niños a través de programas de educación inicial, que directamente a los padres.

Esto, lo explicó en base a la experiencia inglesa, donde un año de la preescolaridad de un niño tiene un costo de 2.500 libras anuales; lo que permite un desarrollo similar al que le darían los padres; mientras que si el Estado entregara directamente los recursos a las familias, el costo aumenta a 17.500 libras al año, por niño.

Durante el panel expuso también la directora del Instituto para la Reconstrucción y la Seguridad Internacional por medio de la Educación (RISE), Estados Unidos, Emily Vargas-Barón, quien, además de reconocer el impresionante logro que ha significado la implementación del sistema Chile Crece Contigo, planteó los desafíos urgentes en materia de primera infancia, como el aumento y mejora del prenatal, y la necesidad de una educación inicial de calidad y más intensiva para el alto número de niños chilenos que aún presentan retrasos en su desarrollo.

Por último, Carlos Alberto Herrán, economista senior del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), destacó en su exposición lo realizado por el Gobierno de Michelle Bachelet en materia de primera infancia, y señaló como desafíos el fortalecimiento de la educación parvularia, el aseguramiento de la calidad de la oferta pública en este nivel educativo y mejorar las competencias del recurso humano que trabaja directamente con los niños.