latercera.cl

13 de mayo de 2008

CULTURA

Miles de austríacos se desnudaron para posar ante el fotógrafo Spencer Tunick

La sesión, que reunió a dos mil personas, se efectuó en el estadio donde se realizará la final de Eurocopa 2008, en junio próximo.


11/05/2008 - 18:16

Cerca de dos mil austríacos se desnudaron hoy para posar ante el lente del fotógrafo estadounidense Spencer Tunick. La sesión, que se extendió por unas cuatro horas, fue realizada en el Ernst Happel, de Viena, estadio que acogerá la final de la Eurocopa 2008.

Tunick, famoso por recorrer el mundo retratando a grandes concentraciones de personas desnudas, dispuso a sus modelos en las coloridas gradas del estadio, luego que los organizadores le advirtieran que el césped era muy caro. El recinto deportivo será la sede de varios partidos de la Eurocopa 2008, que organizan conjuntamente Suiza y Austria, incluyendo la final del día 29.

El multitudinario desnudo fue organizado en conjunto por la galería de arte Kunsthalle y la iniciativa gubernamental "Austria al balón" creada para promocionar el torneo.

La fotos de la instalación serán expuestas a partir del 23 de junio en los exteriores del Museo Kunsthalle de Viena.

"Esta es una instalación muy especial, donde invitamos a formar parte de este proyecto para capturar el espíritu del deporte, las olas que conforman la arquitectura del estadio y la relación abstracta de lo humano con las modernas estructuras", dijo Tunick en su portal.

Uno de los últimos montajes de Tunick fue fotografiar desnudas a 600 personas en un glaciar suizo, a temperaturas que no superaban los 10 grados en agosto de 2007 y su mayor escenificación fue el año pasado cuando reunió a 18.000 personas en Ciudad de México y su próxima cita es la ciudad irlandesa de Cork el 17 de junio, seguida por Dublín el 21 del mismo mes. En Chile, Tunick reunió a más de cuatro mil personas, convocadas en el Parque forestal en 2002.

Tunick aseguró en una conferencia de prensa en Viena la semana pasada, que las leyes en Estados Unidos le dificultaban organizar sesiones de fotos allí. "Mi trabajo es un poco subversivo. Para mi es difícil conseguir permisos para hacer cosas en Estados Unidos," afirmó el artista.
Agencias

EL DÍA