latercera.cl

8 de julio de 2008

CULTURA

Festival Cine B parte mañana apostando por filmes chilenos escondidos al público

101 películas realizadas y terminadas en video es la apuesta de la muestra que incluye algunas de las cintas más arriesgadas del panorama chileno actual.

Jorge Letelier


07/07/2008 - 15:39

Cine Clase B: dícese del tipo de cine de bajo presupuesto, con problemas de visibilidad, recluido en géneros y que se relaciona más con la espontaneidad y artesanía que con el virtuosismo técnico y la comercialidad.

Con este nombre, comienza mañana en el Centro Arte Alameda -y hasta el 16 de julio-, un nuevo festival de cine cuyo objetivo es crear una alternativa para todos aquellos filmes que están terminados en video o que no acceden a ser concluidos en cine, por lo que sus posibilidades de distribución y exhibición están fuertemente mermadas.

Según cuenta su director, Antonino Ballestrazzi, las películas en video son discriminadas por los festivales de cine que no permiten competir en formato video junto al resto de las cintas terminadas en cine. Pero además, cuenta, "la discriminación también viene por la distribución y los exhibidores, ya que no quieren exhibir cintas en video. El mejor ejemplo es Rabia -que se exhibe actualmente en el Centro Arte Alameda-, que ha estado en más de 20 festivales. Pero ellos te dicen que son malas", cuenta.

El director de la muestra recalca que "Este es un pequeño festival organizado por cineastas y donde el promedio de edad son 25 años". Tendrá la nada despreciable cantidad de 101 películas, con un total de 26 largometrajes y donde 7 de ellos estarán en la competición. Pero lo más importante, dice, es la posibilidad de que el público pueda ver por primera vez algunas de las nuevas cintas del cine chileno, como Mami te amo, de Eliana Eliash (que acaba de estar seleccionada en el Festival de Pesaro, Italia), Las niñas, de Rodrigo Marín (incluida en la sección Cine en contrucción del Festival de San Sebastián), Adán y Eva, de Gregory Cohen, el premiado documental Arcana, de Cristóbal Vicente, y un adelanto de Solos, lo más reciente de Jorge Olguín (Sangre eterna).

Entre los premios, el festival garantiza que el filme ganador será estrenado por el mismo Centro Arte Alameda, y la Editorial Uqbar lanzará la obra en DVD. Además, la Escuela de Cine de Chile entregrá una estación de edición para mejorar la posproducción o un futuro proyecto del cineasta ganador. Y como "premio simbólico", adelanta Ballestrazzi, habrá un premio del público, donde todos los asistentes le pondrán nota a las películas exhibidas.

El jurado estará compuesto por directores jóvenes como Olguín, Cristóbal Valderrama (Malta con huevo), la directora del Centro Arte Alameda, Roser Fort, y Carlos Alvarez, de la Escuela de Cine de Chile.

Junto a la muestra compuesta exclusivamente por obras nacionales, habrá una sección destinada a destacar títulos importantes de la escena independiente argentina, donde destaca Historias extraordinarias, de Mariano Llinás, el filme que la revista trasandina El Amante definió como la más importante del último Festival de Cine Independiente de Buenos Aires (Bafici), y un hito del cine argentino reciente.

EL DÍA