latercera.cl

27 de julio de 2008

CULTURA

El mundo íntimo de Roberto Bolaño se descubre en un documental

Bolaño Cercano se titula la cinta donde a través de imágenes, fotografías y testimonios de sus familiares y amigos se muestra la faceta menos conocida del escritor chileno. 

Alejandra Zúñiga C.


25/07/2008 - 13:25

"¿Estamos grabando?" dice un relajado Roberto Bolaño (1953-2003) que mira hacia la cámara para saber si la cinta ya comenzó a girar. Una pequeña anécdota, parte de la vida cotidiana de un escritor como él que, tras la publicación en 1998 de Los Detectives Salvajes y la obtención con ella, al año siguiente, del Premio Rómulo Gallegos, daba charlas y entrevistas en forma recurrente.

Bolaño Cercano (2008) es el título de un documental donde se muestra la veta más íntima de aquel autor que acostumbraba a mezclar en sus novelas realidad y fantasía, no develando nunca el comienzo ni el fin de aquellos límites. Un homenaje audiovisual de la familia y los amigos del escritor fallecido hace cinco años de una enfermedad al hígado, que es dirigida por Erik Haasnot.

La cinta proyectada en la Casa América de Cataluña, España, es un compendio de imágenes, fotografías y testimonios de aquellos que lo conocieron de cerca, más allá de su obra, como su viuda, Carolina López; su dos hijos, y sus amigos íntimos, como el escritor español Enrique Vila-Matas o el mexicano Juan Villoro.

El documental se estructura en forma cronológica con el legado que Bolaño dejó y donde una voz en off va relatando la historia de este hijo de clase media, lector obseso de Rimbaud, que hubiese querido ser detective en vez de escritor. Todo ello se intercala con los testimonios de sus cercanos, quienes elaboran a lo largo de 40 minutos el verdadero universo del autor, ese creado con las pequeñas impresiones que cada uno de sus conocidos aún conservan de él.

"Tenía una mala leche formidable, un sentido del humor extraordinario, una gran ironía y, como todo gran polemista, era una persona a la que siempre le gustaba tener razón, aunque él continuamente cambiara de razones", afirma Villoro en una de las entrevistas.

Por su parte, Vila-Matas afirma que "le gustaban cosas que a primera vista a mí me parecían malísimas"; sin embargo, su amplitud de criterio nunca pudo incluir a Paulo Coelho ni a Isabel Allende entre sus lecturas como afirma su viuda, quien agrega que "aunque sorprenda, en su biblioteca está Neruda".

El escritor llegó a Barcelona en 1977 proveniente de México -país al que se mudó junto a su familia a los 13 años- y es precisamente aquella etapa "española", la última de su vida, en la que se centra el documental y en el que según su director, se ve a un hombre amante de los libros en todos los ámbitos de su vida, a "un lector que escribe, una persona que tenía siempre y llevaba toda su biblioteca y sus libros al hombro, de ahí el efecto movilizador para muchos jóvenes, de sus libros. Lo que más me han dicho escritores jóvenes o jóvenes que quieren ser escritores es que leer a Bolaño les da ganas de escribir. Esa es la posteridad realmente".

EL DÍA