latercera.cl

5 de agosto de 2008

CULTURA

Las vicisitudes amorosas de un "blogero" revolucionan Feria del Libro de Lima

Se trata de una recopilación de las columnas del periodista peruano Renato Cisneros, quien semanalmente publica autobiográficas historias sobre su búsqueda de novia.

EFE


03/08/2008 - 13:49

Una recopilación de las desventuras amorosas de un joven periodista peruano en busca de novia por las calles de Lima, compartidas con el mundo a través de su "blog", se convirtieron en el mayor éxito de la Feria Internacional del Libro que hoy concluye en la capital peruana.

La presentación de Busco Novia, el libro del "blog" del mismo nombre que Renato Cisneros, periodista y poeta de 32 años, alimenta casi semanalmente desde hace 15 meses y en el que narra los problemas que afronta en su persecución del amor, rompió todas las espectativas y se transformó para sorpresa de todos, en el fenómeno editorial del año en Perú.

El "blog", alojado en la página web del diario El Comercio, se convirtió tras su aparición en abril de 2007 en un enorme éxito de visitas y pronto cada nueva actualización recibía más de 800 mensajes de lectores dispuestos a ayudar, criticar, aconsejar, insultar o compartir historias con el afanoso autor.

En una entrevista Cisneros explicó que la idea de publicar este "diario sentimental" surgió cuando un amigo suyo, editor digital de El Comercio, le sugirió que contara "alguna de las tragicomedias" que habían caracterizado su azarosa vida sentimental hasta el momento.

"Pronto pensé que podía ser un buen asunto para hacer algo generacional, sobre treintañeros que ya han ido quemando etapas y ahora siguen un camino contrario al de la mayoría, que se casa y compromete", señaló Cisneros.

El tono desconcertado, inocente, franco, irónico y escéptico del "blog" de Cisneros caló de inmediato entre sus seguidores, aunque para el autor el enganche con el público se debió a que "todo el mundo está buscando algo respecto al tema amoroso-sentimental, que es universal".

Poco después surgió la propuesta de hacer un libro con los mejores textos, aunque sólo aceptó cuando le propusieron añadir también las ilustraciones de su compañero y amigo Robotv y una muestra de las mejores respuestas recibidas de parte de sus lectores.

Además, estaba la idea de dejar "una especie de souvenir del 'blog', para que alguien se acuerde de él en diez años", dijo Cisneros respecto a su intención con el libro.

Con lo que no contaba era con la respuesta del público, que el pasado miércoles, durante la presentación del texto en la Feria del Libro, rebasó con mucho la capacidad de la sala e hizo intervenir a la policía para poner orden entre la muchedumbre, que asedió al "blogero" para que firmara el libro.

Según el periodista, al principio esta suerte de "striptease emocional" le causó cierto temor, aunque pronto perdió el pudor amparado en "la ironía y el humor, pues la catástrofe amorosa es contada como la burla de uno mismo, más que como la tontería de cortarse las venas".

Esta apertura le ha causado algún rechazo, sobre todo de chicas "que se han visto reconocidas y no perdonan la impertinencia de haber hecho alusión a ellas, por muy velada que fuera", confesó.

Pese a todo, Cisneros reconoció que la existencia del "blog" ha producido sus réditos y señaló que en los últimos 15 meses ha tenido mucho más contacto con mujeres que nunca antes, lo que si bien "no ha prosperado por el lado amoroso" ha reportado una mejora en su "estadística de actividad sexual".

En cuanto al fin del "blog", que va por su segunda temporada, Cisneros señaló que aún no sabe cómo va a terminar, aunque dijo no imaginarse seguir buscando novia hasta los 40 años.

"Aún así, me gustaría seguir un tiempo y que Busco Novia sea un 'blog' espejo en el que cuente las cosas que me están pasando. No sé lo que me va a pasar, para saber el final tendría que ser un visionario", afirmó.

En este sentido, y pese a buscar novia, Cisneros subrayó que muchas veces los que están solos de verdad son "los que están en una relación y cautivos en la rutina y terminan asumiendo familias disfuncionales y patéticas".

EL DÍA