latercera.cl

27 de agosto de 2008

CULTURA

La Mostra de Venecia se inaugura mañana con la útima película de los hermanos Coen

Burn After Reading se titula este trabajo que es protagonizado por George Clooney, Brad Pitt, Jonh Malkovich y Tilda Swinton.

EFE


26/08/2008 - 09:11

Como todos los años, el Festival de Cine de Venecia, la Mostra, marcará a partir de mañana la vuelta al colegio cinematográfico; un regreso escolar que inaugurarán este año Ethan y Joel Coen con su último trabajo Burn After Reading.

Una apertura del año cinematográfico que cuenta además con un nuevo profesor en las clases de dirección, el mexicano Guillermo Arriaga, que estrena The Burning Plan, su ópera prima como realizador.

Los Coen y Arriaga guionista de Alejandro González Iñárritu en Amores Perros, 21 Gramos y Babel serán responsables por sí solos de llevar hasta la ciudad de los canales a algunos de los actores más aventajados de esta particular escuela.

George Clooney, Brad Pitt, Jonh Malkovich y Tilda Swinton serán los primeros en pasar por la alfombra roja como protagonistas de Burn After Reading, película que se proyecta fuera de concurso.

A ellos seguirán días más tarde, Charlize Theron y Kim Basinger, actrices principales en The Burning Plan.

Este regreso al colegio cuenta con 49 largometrajes en primicia mundial y cinco en estreno internacional, todos ellos incluidos en las 3.689 películas que se proyectarán en Venecia desde el 27 de agosto al 6 de septiembre.

La Mostra llega así a su 65 edición, aunque este año lo hace más relajada que los dos anteriores, tras quedar claro que la Fiesta de Roma no le hará competencia, ya que el festival capitalino alcanzará a duras penas su tercera edición en octubre.

Pero será también una Mostra menos hollywoodiense y más nacionalista, con la inclusión de veinte películas italianas, cuatro de ellas en competición, a pesar de que el cine nacional lleva años en horas bajas.

Después de Italia, los países más representados son Estados Unidos, con diez películas, cinco de ellas en competición, y Francia, también con diez, de las que dos están en concurso.

Como ya es habitual, el cine español y el latinoamericano siguen siendo los grandes ausentes del festival, una carencia que su director, Marco Müller, justificó recientemente en el hecho de que en Cannes fueron presentados muchos de los filmes allí producidos, por no mencionar que en San Sebastián competirán más de una quincena.

Aún así podrán verse dos proyectos con participación española, el largometraje 35 Rhums y el cortometraje Heshang Aiqing (Cry me a River); y dos películas mexicanas, Voy a Explotar, de Gerardo Naranjo, y Los Herederos, de Eugenio Polgovsky.

Además, se proyectará el corto portugués Do Visível ao Invisível, del casi centenario Manoel de Oliveira, y los largometrajes brasileños A Erva do Rato, de Rosa Dias y Julio Bressane, y Encarnação do Demônio, de José Mojica Marins.

Brasil también estará presente en la cinta china en competición Dangkou (Plastic City), de Yu Likwai, que ha ayudado a coproducir.

Por alcanzar el León de Oro a la mejor película competirán en total 21 trabajos, entre ellos el ya citado de Arriaga, que tiene producción estadounidense, y las últimas obras del japonés Takeshi Kitano, Akires to Kame (Achilles and the Tortoise), y del neoyorquino Darren Aronofsky, The Wrestler, en la que participan Mickey Rourke, Marisa Tomei y Evan Rachel Wood.

La 65 edición de la Mostra estará dedicada al director egipcio Yusef Chahine, uno de los directores más populares del mundo árabe, que murió en julio pasado a los 82 años.

Chahine, que firmó su obra maestra Bab il Hadid (Cairo Station) en 1958, presentó su último trabajo, Heya Fawda, en Venecia el año pasado, una película costumbrista que mostró en el festival otros mundos más allá de las preocupaciones occidentales.

Otros mundos que este año estarán representados por el director iraní Abbas Kiarostami con su trabajo Shirin, título fuera de concurso.

En total, once días de curso cinematográfico, que tendrá su continuación en los festivales de Toronto (Canadá) y San Sebastián (España) antes de tomarse un descanso con el recreo de la Fiesta Internacional de Roma.

EL DÍA