latercera.cl

7 de junio de 2008

ESPECTÁCULOS

Difuntos Correa inician gira por Europa

La banda chilena está pronta a dar sus primeros pasos, en lo que será la internacionalización de su carrera.

Vanessa Heufemann


06/06/2008 - 08:20

Sin fronteras, sin ataduras y con la madurez que les permite dejar atrás el título de promesa, es como el grupo chileno Difuntos Correa inicia el camino hacia la internacionalización de su carrera, y lo hacen nada más y nada menos que con una gira de cuarenta días en Europa. En dos semanas más, los seis músicos que componen la banda y que en promedio no superan los 25 años, emprenden el viaje que los llevará a importantes escenarios de festivales en el viejo continente.

Andrés Olivos (Desi), Carlos Gómez (Charly), César Fuentes, Erasmo Menares, Sergio Gómez (Checho) y Miguel Rodríguez, son los seis integrantes de la banda que en el año 2003 dieron sus primeros pasos en el circuito musical chileno, para sacar su primer disco llamado Tramposo Amor en el 2004, con el cual obtuvieron disco de oro. Para su segunda producción discográfica contaron con el apoyo de Mario Mutis (bajista de Los Jaivas), quien se unió como productor musical del disco Resucitando la fe en un beso fatal.

En su viaje por España, Francia y Suecia, pretenden mostrar gran parte de la música realizada en estas producciones, además de su último single Se me olvidó. "Queríamos hace tiempo viajar a Europa, ir a mostrar nuestra música porque pensamos que aunque tiene raíces claramente chilenas, también es algo que no se queda aquí. Por ejemplo, nuestras letras no son tan localistas y pensamos que nos podría ir bien", dijo Andrés Olivos, vocalista de la banda, Mientras, César agrega que "hubo un festival acá que era como una coproducción entre el gobierno sueco y chileno. Nos vieron tocar y nos invitaron para allá".

Pero este viaje también implica, en cierta forma, empezar de cero. "Estamos en otra etapa, estamos independientes. Nos fuimos de la EMI porque creemos que uno se tiene que mover solo. Empezamos a hacer esta incursión de armar una gira a Europa. Mandamos nuestro material a bandas, salas, y conocimos a varias bandas que se interesaron en nuestra música. Vamos a tocar con un grupo que se llama Atako. Van a hacer su gira para promocionar su 13 disco, y nosotros vamos a ir a telonearlos", contó Desi a La Tercera.com.

Difuntos Correa tiene claro que no es una tarea fácil, pero no sólo tienen claros sus objetivos y lo que necesitan para lograrlos, también son realistas. Conscientes de su talento, comentan que "el público no se queda indiferente frente a nosotros, por lo menos acá tratamos de ser potentes. Sabemos que somos buenos, y de alguna manera ya llegamos allá. Si ya tuvimos una primera vez en Chile en donde no sabíamos nada, ahora llegamos a Europa con un background, nos conocemos mucho más como música, y partimos de cero pero con un respaldo".

Una de las estaciones más importantes donde la banda chilena tendrá la oportunidad de mostrar su historia musical es en el Festival Peace & Love, en Suecia. "Nos han considerado súper bien en los festivales. En el peace & love vamos a tocar una hora, a las 21.30 horas, y ese mismo día toca The Hives, Sex Pistols, Manu chao, y pensábamos que íbamos a tocar como 15 minutos no más".

Sobre la posibilidad de radicarse en otro país, los difuntos reconocen que "ahora que vamos a viajar, lo hemos pensado. Vamos a hacer lo que esta carrera nos diga no más. Y si podemos hacerlo desde Chile, lo haremos. Pero es una prioridad internacionalizarnos ahora. Partimos con un single (Se me olvidó), porque quizá ya no tiene que ser un disco con 14 canciones, quizá pueden ser seis. La idea es que sea mas masivo y el disco no es el medio que va a llegar a todos".

Y es que tras cinco años de carrera, los jóvenes que comenzaron tocando en pubs y para círculos muy cerrados de personas, tienen las cosas cada vez más claras y se sienten mucho más fuertes para enfrentar los desafíos. Esta vez la apuesta es traspasar las fronteras, con el espíritu de tener, tal y como ellos se definen, puro rock folclórico a la vena.

 

EL DÍA