latercera.cl

6 de julio de 2008

ESPECTÁCULOS

Shakira reina del Rock in Rio en Madrid

La cantante colombiana salió al escenario vestida con un chaleco de generoso escote y puso a bailar a los espectadores durante más de una hora.


04/07/2008 - 20:17

Todos aguardaban el concierto de la británica Amy Winehouse en Rock in Rio, pero la colombiana Shakira se convirtió en la indiscutible reina de la noche, con una trepidante actuación que cautivó a los 75.000 espectadores en la Ciudad del Rock de la localidad madrileña de Arganda del Rey.

Shakira cerró la tercera jornada del festival con un concierto en el que desde el principio, con el tema "Te dejo Madrid", se metió en el bolsillo al público, al que saludó al grito de "¡Buenas noches, campeones de Europa!", aludiendo al reciente éxito de la selección española de fútbol.

La cantante colombiana salió al escenario vestida con un chaleco de generoso escote y puso en danza a los espectadores durante más de una hora, con una sucesión de temas entre los que incluyó dos en inglés, entre ellos, "Hips don't lie", con el que cerró su actuación cerca de las dos de la mañana.

Justo antes del concierto de Shakira, Jamiroquai hizo vibrar al público de Rock in Rio con un cóctel de funk, acid jazz y la característica voz de Jay Kay, que convirtieron la Ciudad del Rock de Arganda en una discoteca al aire libre.

AMY WINEHOUSSE LA MÁS ESPERADA
Antes había pasado por el escenario central de Rock in Rio la esperada Amy Winehouse, cuyo primer concierto en España había mantenido en vilo al público por los serios problemas de salud de la cantante, hospitalizada en las últimas semanas por una enfermedad pulmonar causada por el consumo de "crack" y de tabaco.

Winehouse llegó a Rock in Rio en un precario estado de salud y el público, que no esperaba grandes logros musicales y al que el errático comportamiento de la cantante provoca morbo, no se sintió defraudado por el concierto, a pesar de la deteriorada voz de la intérprete, que hasta no hace mucho era espectacular.

SIGUE CONSUMIENDO VINO DESPUES DE LA REHABILITACIÓN
Siendo el principal atractivo de la noche, quizá por el morbo y la incertidumbre de si finalmente acudiría al festival, la diva del Soul, vistiendo una ajustado traje amarillo e iniciando el espectáculo con Cupid, desplegó su particular voz realizando un concierto de gran nivel.

La nota de preocupación fue su permanente ingesta de alcohol durante la presentación, la británica después de cada canción se tomaba una copa de vino.

Vestida con un minúsculo vestido amarillo, la cantante británica comenzó su actuación con "Adicted" y a la tercera canción ya había apurado su primera copa y se había quitado sus altos zapatos de tacón con los que había dado algún traspié en el escenario.

Winehouse, de 24 años, tuvo que apoyarse en sus nueve eficaces músicos, especialmente en los dos coristas, para llegar hasta el final del concierto, en el que repasó su exitoso segundo álbum, "Back to black", y añadió versiones de Sam Cooke "Cupid" y The Specials "A message for you Rudy".

EL DÍA