latercera.cl

10 de julio de 2008

ESPECTÁCULOS

Creador de baile del caño en el Metro llevará su idea a Buenos Aires

Gustavo Pradenas aseguró a La Tercera.con que "la atrevida performance busca intervenir con algo llamativo en una ciudad fome como Santiago".


09/07/2008 - 16:56

La "intervención en el Metro", como denomina su creador Gustavo Pradenas, al baile del caño en el ferrocarril metropolitano, sigue en boca de todo el mundo. A pesar de que el show esta prohibido por la empresa de transporte y resultó con la bailarina y su creador detenidos, el fenómeno no pretende parar e incluso ya se planifica su internacionalización.

La protagonista del caño en el Metro es,  Monserrat Morilles, una joven estudiante de pericia judicial que se atrevió a montar su show en uno de los barrotes de los vagones.

"Buscamos un escenario distinto y cotidiano. Si te das cuenta, los caños están presentes en la vida de gran parte de los habitantes de la Región Metropolitana. Muchos tienen que tomarse de un caño para llegar hasta sus casas, ya sea del metro o de la locomoción colectiva, y quisimos intervenir con esta performance para hacer algo llamativo, en una ciudad fome y cosmopolita como Santiago", explicó a La Tercera.com Gustavo Pradenas, el productor de esta novedosa puesta en escena.

"El pool dance es una danza muy profesional que se realiza en los Estados Unidos y en Argentina, y es algo que verdaderamente tiene un status y un gran nivel. Lo que hemos visto hasta ahora, ha sido algo de segunda categoría. Monserrat es una chica que domina la técnica del pool dance y es muy profesional. Además, es atrevida, osada y muy inteligente", agregó el también creador del  Minuto Feliz en el café Barón Rojo.

Pradenas conoció a Morilles a través del boxeador Carlos Cruzat. En esa oportunidad, la futura perito policial presentó un show con fuego, baile que llamó mucho la atención del panelista de Show de Goles. "Me pareció un número muy atractivo. Es una chica que tiene bastante contenido y además es muy osada. Para hacerlo en el metro hay que ser capaz de enfrentar muchas pruebas difíciles. Por otro lado, lo que ella hace a mi me parece fantástico, tiene mucha fuerza en las piernas y sabe aprovechar los tiempos del metro. Ella tiene sólo dos minutos para entrar, desvestirse y hacer su baile. Realmente es una chica muy talentosa", argumentó.

El improvisado show no cuenta con la autorización de los ejecutivos de Metro, y aunque ya se ha realizado seis veces, el pasado domingo la artista y sus dos acompañantes (el productor y un fotógrafo, quien lleva el registro de las actividades), fueron detenidos por ocasionar desórdenes en la vía pública. "Si pedíamos autorización, no nos iban a permitir hacerlo nunca. Sin lugar a dudas, había que transgredir las reglas", continuó Gustavo Pradenas.

Sin embargo, y a pesar de lo atrevido de la obra artística, ésta no se realiza frente a menores de edad y en horario punta, cuando hay mayor demanda por parte de los usuarios. "Nosotros nos preocupamos de buscar carros que no estén tan llenos, porque si está repleto de gente, no podemos ocupar el caño. También tenemos la precaución de que no hayan guardias, y definitivamente, si hay niños en el carro, no se realiza el baile. Tenemos el respeto de no de afectar a los niños que viajan en el metro", finalizó Pradenas.

El montaje continuará mañana, y próximamente será exhibido en el metro de Buenos Aires.

EL DÍA