latercera.cl

31 de julio de 2008

ESPECTÁCULOS

Desembarco de la bailarina del caño en el metro de Buenos Aires ya tiene fecha

Monserrat Morilles y su manager Gustavo Pradenas llegarán al "subte" argentino entre el 20 y y el 24 de agosto.


31/07/2008 - 09:15

Luego del revuelo causado en el Metro de Santiago por la bailarina Monserrat Morilles y su atrevido baile del caño, que incluso le valió ser escoltada por guardias y ser detenida por la policía frente al palacio de gobierno, las performances cruzarán la cordillera para llegar a Buenos Aires.

El popular "subte" de la capital transandina será el lugar en que el manager Gustavo Pradenas y la bailarina pretender llamar la atención con el baile del caño. Para el productor, la necesidad de seguir adelante con las presentación es total, "no vamos a detenernos, ayer estuvimos en Valparaíso y Viña del Mar. El siguiente paso es Buenos Aires y estaremos entre el 20 y el 24 de agosto".

Sobre las medidas de seguridad del ferrocarril subterráneo en la capital bonaerense, Pradenas explica que "esperamos encontrar una panorama similar al de Santiago, pero los argentinos son mucho mas tolerante, así que esperamos que lo vean con respeto y con la mente abierta".

SU ULTIMA PERFORMANCE
Ayer, ante decenas de escolares en un trole y en el popular Paseo 21 de Mayo de Valparaíso, la "bailarina del caño" realizó otro de sus espectáculos en la vía pública, donde estuvo acompañada además del concejal y candidato a alcalde de la UDI, Jorge Castro.

En la oportunidad, la fuerza pública no intervino para evitar el show, y se mantuvo sólo custodiando el orden de los entusiastas espectadores que se reunieron en torno a la bailarina.

Montserrat se declaró conforme con su espectáculo. "La gente de Valparaíso entiende mejor el arte", señaló.

Posteriormente el show se trasladó al Metro regional, Merval, donde finalmente no pudo bailar, producto del celoso seguimiento del personal de seguridad del ferrocarril urbano.

Como premio de consuelo, repitió el show frente al Club de Viña del Mar y en la Plaza Vergara, sobre una victoria.

EL DÍA