latercera.cl

24 de noviembre de 2008

ESPECTÁCULOS

Salosny tras terminar con su novio: "A veces las apuestas no resultan"

La animadora de TVN confirma que después de un año de pololeo con Rodrigo Luco -uno de los socios de La Vinoteca-, el romance llegó a su fin.

Cristián Farías


21/11/2008 - 07:24

Estaba enamorada. Confesó que había encontrado a su "alma gemela", la "horma de mi zapato". Y que quería "llegar a viejita acompañada por él". Pero el romance se terminó. Katherine Solosny finalizó su relación de un año con Rodrigo Luco Arteaga, uno de los socios de La Vinoteca.

El quiebre se produjo hace cerca de un mes. Pero la ex polola de Felipe Camiroaga guardó estricto silencio. Trató de llevarlo de la manera más privada posible. No se lo había contado a nadie. Hasta que hace algunos días le dijo la verdad a algunos de sus más cercanos y ya esta semana la noticia era comentada en los pasillos de TVN, donde la figura prepara un nuevo programa de concursos para el horario en que hoy está Pasiones.

"Es una gran pena por ella, porque Kathy estaba súper entusiasmada con su novio, se proyectaba muchísimo con él. De verdad que es triste", opina otro rostro televisivo, mientras que Salosny contesta el llamado de La Tercera y confirma que "sí, es verdad que se terminó". La conductora advierte que no hablará en profundidad del tema. Ante la consulta sobre si hubo peleas o se trató de un quiebre en malos términos, responde que "no, nada de eso. Yo estoy bien y tranquila". Finalmente afirma que "lo que pasa es que "a veces uno hace apuestas en la vida que después no resultan".
Y en La Vinoteca una secretaria respondió que "tenemos prohibido traspasar llamados al señor Luco para tratar este tipo de asuntos".

Pasión y vino
La historia de Salosny y Rodrigo Luco se dio en torno a los sabores del vino. La pareja se conoció hace cinco años cuando ella fue a hacerle una entrevista a La Vinoteca, en Avenida Manuel Montt, para hablar sobre el tema. Y este año la animadora explicó que le gustaron sus ojos. Que él fue muy simpático y cada vez que volvía a la tienda la atendía el empresario de 43 años y con hijos.

Con esta relación de amigos que se reúnen periódicamente para probar la comida de nuevos restaurantes y lugares estuvieron cinco años. La conductora declaró en una revista que él no se atrevía a iniciar un pololeo y que quizá su fama televisiva lo intimidaba. Hasta que comenzaron un affaire que sólo se hizo público en junio de este año. El novio fue fotografiado por primera y única vez al ir a buscar a Salosny al aeropuerto, cuando regresaba de un crucero por el Caribe con Camiroaga que fue organizado y grabado para el programa Animal nocturno. Días después ella declaraba en un diario que "encontré a mi alma gemela". Muy ilusionada.