Así es el espectáculo que Metallica trae a Santiago

La banda estadounidense llegará este martes al país para presentarse a las 21 horas en el Club Hípico.

por Claudio Vergara - 24/01/2010 - 09:52
Compartir

Así fue el viernes 22, en su segundo concierto en el estadio Monumental de Buenos Aires, ante 60 mil personas y en su penúltima fecha en Argentina (anoche se despedían en Córdoba). Y así ha sido durante gran parte del tour World Magnetic: una institución del rock en plena comunión con su hinchada y con su fe inquebrantable en un género tan codificado como el thrash metal, luego de sortear terapias  y discos irregulares que casi precipitan el cisma definitivo.

Es Metallica en su mejor expresión, con el espectáculo de heavy más intenso y depurado del planeta. Un recital de  dos horas que parte con escenas de El bueno, el malo y el feo y que presenta dos mitades: el primer tramo hermana presente y pasado, con un preciso recorrido por clásicos para quedar sin aire, como Creeping death (con el que abren el show), Ride the lightning, The four horsemen y canciones de su alabado último álbum, Death Magnetic (2008). Ahí, el cuarteto se muestra en plena madurez instrumental, recuperando el vértigo de sus primeros años, la ruda alternancia de ritmos, los solos de Kirk Hammett y la potencia machacante del baterista Lars Ulrich. En Fuel comienzan las llamaradas desde el costado de un escenario que muestra dos pantallas LED laterales y otra gigante al centro.

Antes de Sad but true, otra de las marcas de Metallica 2.0: el constante diálogo del vocalista James Hetfield con sus fieles. "Les pedimos perdón por no haber venido en 2003", comenta ante la abortada visita de hace siete años, en las disculpas que seguramente también recibirá Santiago. Las palabras de Hetfield aparecen una y otra vez, muchas en español ("¿sienten lo que yo siento?", "¡¿están listos para recibir lo mejor?!"), demostrando que también se siente en casa: está casado con una mujer de ascendencia argentina.

La segunda mitad la inaugura One, con más explosiones desde el piso y fuegos artificiales que sobrevuelan la escena. Desde ahí, los clásicos casi no dan tregua: Master of puppets, Battery y Nothing else matters, empalmada de manera majestuosa con Enter Sandman.

Para el bis, un cover de Stone cold crazy de Queen (lo más cercano al heavy metal que llegó a crear la banda de Freddie Mercury) y el gran final con Seek & Destroy. Antes de esa canción, Hetfield agradece a los fans que han aguantado a la banda durante décadas, que han masticado todos sus giros, y habla de la gran familia Metallica. Es que en eso se ha convertido su conjunto: en una institución.

 
  • Sé el primero en comentar
Si quieres comentar este artículo
Registrate aquí
Página #{pageNum}

#{commentTemplate}

#{date} | #{author}

#{message}


  • Páginas:
  • #{pageNumbersTemplate}

#{date} | #{author}

#{message}

Procesando...
Gracias por comentar
#{errorMsg}
Intente comentar luego
Inicio de sesión

Debes iniciar sesión para comentar


Si aún no tienes cuenta en latercera.com, registrate aquí.

Haz tu comentario

|

Cerrar Sesión Enviar Comentario
Quedan 500 caracteres
Normas de uso
Esta es la opinión de los usuarios, no de latercera.com
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes chilenas o injuriantes.
Como latercera.com nos reservamos el derecho de eliminar los comentarios que consideremos inapropiados.
Como lector tiene la opción de reportar si un comentario le parece que incurre en abuso. Si un comentario recibe tres reportes de abuso, se elimina automáticamente.

Se debe asignar un frontdoor para este canal

AGENDA
 

actualizacion cada 5 minutos.

Los +
latercera.com

Consorcio Periodístico de Chile S.A. Derechos reservados
Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de Consorcio Periodístico de Chile S.A.