latercera.cl

1 de julio de 2008

Deportes

Natalie Coughlin no tardó en recuperar el récord mundial en los 100 metros estilo espalda

La norteamericana volvió a ser la más rápida horas después de que mejoraran su marca.

AP


01/07/2008 - 01:03

Luego que su compatriota Hayley McGregory batiese el lunes la plusmarca en una serie preliminar del torneo clasificatorio de Estados Unidos, Coughlin respondió inmediatamente con un tiempo de 59.03 segundos.

En la serie anterior, McGregory empleó 59.15, rebanándole seis centésimas al récord que Coughlin había fijado el 17 de febrero. "No creo que nadie se propone conseguir el récord mundial, simplemente se da", declaró McGregory. "Es realmente fenomenal conseguirlo en una etapa preliminar".

McGregory apenas había salido de la piscina cuando Coughlin se zambulló e hizo vibrar otra vez a los espectadores.

"El objetivo era figurar entre las 16 primeras y regular fuerzas, pero ciertamente no quería que (el récord) estuviese en sus manos por mucho tiempo", afirmó Coughlin.

Y así fue. La gloria de McGregory duró apenas dos minutos hasta que Coughlin confirmó su supremacía en una modalidad en la que es la campeona olímpica vigente. Coughlin atrapó cinco medallas en los Juegos de Atenas 2004.

Los récords dejaron a ambas como las primeras para las semifinales, con 16 participantes, en la noche del lunes.

Las plusmarcas sucesivas fueron la 41 y 41 de las 46 que se han fijado con nadadores usando el traje LZR Racer de Speedo desde que el mismo debutó a mediados de febrero.

McGregory se perdió los pasados Juegos Olímpicos al quedar tercera en los 100 espalda del torneo clasificatorio. Sólo las dos primeras en cada final consiguen los pasajes olímpicos.

El domingo, cayeron otros dos récords mundiales. Una de las nadadoras que logró esas marcas continuó el lunes con su buen desempeño en la eliminatoria.

Katie Hoff no dio muestras de estar fatigada y se llevó la victoria en los 400 metros estilo libre, apenas 24 horas después de establecer el récord en el combinado individual de 400 metros.

Hoff es la primera nadadora estadounidense que amarra dos boletos para Beijing, pero no tiene tiempo de saborear sus logros. Busca apenas menos boletos que Michael Phelps, quien intentará superar la marca de medallas del legendario Mark Spitz.

Phelps tuvo un día relativamente tranquilo, en su cumpleaños 23, clasificándose sin problemas para la final del martes en los 200 metros libres, y dejando listo otro duelo con Ryan Lochte. El domingo, ambos rompieron el récord mundial de los 400 en combinado individual, pero Phelps fue primero.

Christine Magnuson ganó la otra final del lunes, y se clasificó por primera vez a los Olímpicos, en los 100 metros mariposa. La victoria llegó tras la decisión de Coughlin de no competir, pese a que posee el récord estadounidense.

EL DÍA