latercera.cl

25 de octubre de 2008

Deportes

Capitán de Independiente revela fuerte pelea entre Borghi y Grisales

Daniel Montenegro dice que el "Bichi" y el colombiano se enfrentaron en el camarín después de un partido ante boca en La Bombonera.

Ramiro Fuenzalida


25/10/2008 - 09:40

A Claudio Borghi le dolieron algunas declaraciones de sus ex dirigidos en Independiente de Avellaneda. Que no lo entendían, que ahora el equipo estaba más ordenado, fueron algunos de los comentarios que el "Bichi" recogió y que respondió un tanto dolido.

"A mí me sorprendieron las declaraciones de Claudio (Borghi), porque nunca lo atacamos. Si se dijo que no le entendíamos, nos referíamos a que no logramos plasmar en cancha lo que nos pedía. Entender es una cosa y acá somos lo suficientemente inteligentes para hacerlo, pero plasmar las ideas es otra cosa y ahí fallamos los jugadores", asegura Daniel Montenegro, capitán de Independiente.

De hecho, el "Rolfi" asegura que "Borghi se portó bien con nosotros, siempre fue cercano al plantel y nunca tuvo problemas con el plantel".
Sin embargo, Borghi vivió un delicado momento con el colombiano Freddy Grisales tras el partido con Boca, y que estuvo cerca de llegar a los golpes.

"Claudio era muy cercano al plantel y de verdad que sólo tuvo problemas con 'Totono' (Grisales). Vivió momentos difíciles y Borghi siempre lo apoyó, pero el tema no terminó bien", asegura el capitán. De hecho, en más de una ocasión Borghi decidió otorgarle a Grisales un par de días libres, con el fin de que el jugador fuese a buscar y trajese a su familia a Argentina, situación que complicaba a 'Totono' y que le había comentado al DT.

Sin embargo, el colombiano no sólo no llegó con su familia, sino que se tomó un par de días más de los autorizados. "Claudio siempre estuvo abierto a conversar si uno tenía algún problema... Grisales no jugó mucho, pero eso pasó porque tuvo varios problemas", dice el "10". Y la cuenta de ahorro para Grisales terminó tras el empate de Independiente con Boca. En vestuarios el colombiano se acercó al "Bichi" pidiéndole el pago de un dinero que decía el club le debía, a lo que el DT le respondió que eso debía hablarlo con la dirigencia.

El gesto de desagrado, por parte de Grisales hacia Borghi, no se hizo esperar, situación que provocó la reacción de Borghi, quien encaró a Grisales. El problema no pasó a mayores gracias a la intervención del plantel, que evitó que llegaran a los golpes.

"Los problemas de vestuario quedan ahí. Borghi siempre fue de frente y fue muy derecho con todos", concluyó Montenegro.