latercera.cl

13 de mayo de 2008

Fútbol

San Lorenzo eliminó de manera heroica al River de Sánchez

Con nueve hombres y después de ir perdiendo por dos goles, el "Ciclón" igualó 2-2, resultado que le entregó pasajes a los cuartos de final de la Copa Libertadores.


08/05/2008 - 21:31

A los 62 minutos, parecía que River Plate tenía asegurado un lugar en los cuartos de final de la Copa Libertadores. El marcador estaba 2-0 a su favor y Sergio Pezzotta acababa de expulsar un segundo hombre de San Lorenzo. Lo que era una verdadera fiesta en el Monumental pronto se transformó en funeral, ya que con dos tantos de Gonzalo Bergessio el "Ciclón" igualó la cuenta, resultado que cerró el milagro.

Todo estaba en favor del equipo de Alexis Sánchez, que al igual que Ariel Ortega debió esperar su oportunidad en el banco de suplentes. Matías Abelairas abrió tempranamente la cuenta, lo que automáticamente le traspasaba la presión al cuadro visitante, que en la ida se había impuesto por 2-1.

Entonces, el partido se tornó muy disputado, con algunos jugadores azulgranas bastante exaltados. De hecho la primera parte terminó con cuatro amonestados, aunque lo más importante llegó a los 42 minutos, cuando Diego Rivero se fue expulsado por doble amonestación, lo que ponía el camino más cuesta arriba para los dirigidos de Ramón Díaz.

Como si todo fuese poco, a los 59', Jonathan Bottinelli -el hermano de Darío, jugador de la UC- le pegó un codazo dentro del área al colombiano Radamel Falcao, lo que derivó en su expulsión y en el lanzamiento penal que el uruguayo Sebastián Abreu cambió por gol. Es decir, el partido estaba prácticamente sentenciado.

Pero San Lorenzo quiso otra cosa. Primero, apuntó a descontar para al menos apuntar a los lanzamientos penales. La tarea no fue fácil, pero con entrega y corriendo mucho lo lograron a través de Bergessio (69'), lo que terminó por desconcentrar a los "millonarios", que en un córner reaccionaron un segundo después del mismo Bergessio, que con golpe de cabeza igualó la cuenta.

A partir de ahí, Diego Simeone ordenó el ingreso de Alexis Sánchez (74'), que en los pocos minutos que estuvo en cancha, y con esa presión que a esa altura caía sobre todo el equipo local, no se achicó e intentó profundizar. Pero la noche ya había agotado los milagros.

San Lorenzo ahora jugará con Liga Deportiva Universitaria, en cuartos de final, mientras River Plate intentará levantarse después de dos golpes demoledores -caída en el Superclásico ante Boca Juniors y eliminación en la Copa Libertadores- para intentar salvar el año con el título en el torneo Clausura.

EL DÍA