latercera.cl

30 de junio de 2008

Fútbol

Blatter revela que tiene "plan B" para el Mundial si Sudáfrica falla

El timonel de la FIFA reveló que la Copa Confederaciones 2009 es la fecha límite para que se presente la infraestructura necesaria. Además, criticó a los equipos europeos y defendió la polémica regla "6+5".


30/06/2008 - 07:30

"Sería un irresponsable si no contara con un plan

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, reveló hoy que tiene un "plan B" para el caso de que Sudáfrica falle y no pueda cumplir como organizadora del Mundial de fútbol de 2010.

"Debería producirse un terremoto para que el Mundial no se lleve a cabo en Sudáfrica, pero yo sería un presidente de la FIFA irresponsable si no contara con un 'plan B'", dijo Blatter durante una entrevista con el programa "Pressestunde", de la cadena de televisión austríaca "ORF 2".

La Copa Confederaciones que se jugará en junio de 2009 es, según Blatter, el plazo límite para que Sudáfrica demuestre estar en condiciones de albergar el Mundial.

A la pregunta de si entonces llegaría el momento de quitarle la sede a Sudáfrica, Blatter respondió: "Eso sucedería tras la Copa Confederaciones".

"El Mundial es un desafío logístico, pero donde hay voluntad, hay un camino. Sudáfrica le mostrará al mundo que puede", añadió.

Las últimas conversaciones con los sindicatos involucrados en las obras en Sudáfrica habrían llevado a que los trabajos en estadios y la infraestructura general se desarrollasen a partir de ahora satisfactoriamente, señaló Blatter.

"Se está construyendo aceleradamente. En dos años jugaremos en los nuevos estadios. Van a estar terminados a tiempo", opinó el presidente de la FIFA.

La seguridad en Sudáfrica, país asolado por una alta tasa de criminalidad, es un tema del que deberán ocuparse las autoridades políticas locales, acotó Blatter. "La seguridad es cuestión del Estado. Eso no lo puede hacer ninguna organización deportiva. Y en Sudáfrica deberemos colocar nuevamente estándares más exigentes que por ejemplo en la Eurocopa en Austria y Suiza", agregó antes de asistir a la final Alemania-España en Viena.

Blatter criticó severamente a los clubes y las ligas europeas por la creciente comercialización del fútbol y el afán de transferencias de los grandes equipos, a la vez que defendió los planes de la FIFA sobre la denominada norma de 6+5, por la que los clubes deberían alinear al menos seis jugadores seleccionables para el país al que pertenece el equipo.

"Los grandes clubes ya casi no forman jugadores propios. Prefieren adquirir jugadores de 12, 13 años. Eso es comerciar con niños, es esclavismo moderno," expresó Blatter indignado. "El fútbol se convirtió en un monstruo, debemos regularlo".

Blatter defendió en ese sentido la norma 6+5, a pesar de las objeciones de la Unión Europea (UE), proponiendo una búsqueda de una solución común que proteja a los jugadores jóvenes y promueva el talento. "Estamos hablando con todas las autoridades políticas en Europa. También los políticos creen mientras que es posible encontrar una regulación".

Una vez que las nuevas reglas entren en vigencia tras unos años llevarían también a una "descomercialización" del fútbol, según Blatter, quien resaltó que muchos clubes europeos se hallan "totalmente sobreendeudados" por los sueldos enormes de los jugadores.

Blatter elogió expresamente el sistema austríaco, que apoya financieramente la alineación de jugadores locales. "Se trata de promover y motivar los talentos en el país, para que en algún momento logren el pase al primer equipo", finalizó el timonel de la FIFA.

EL DÍA