latercera.cl

9 de octubre de 2008

Fútbol

Jugadores ecuatorianos: "Chile siempre viene a Quito a esconderse"

El plantel que dirige Sixto Vizuete se mostró desconfiado de los resultados que puede tener el trabajo de la "Roja" para aclimatarse a la altura de Quito.


08/10/2008 - 11:53

La selección ecuatoriana sigue su trabajo de cara al duelo eliminatorio del domingo, que enfrentará con Chile en el estadio Atahualpa de Quito.

Antes de iniciar la jornada de entrenamiento en las instalaciones de la Escuela Militar, un grupo de jugadores atendió a la prensa. En un ambiente especialmente distendido en comparación a las prácticas de Chile.

El atacante de la escuadra del Guayas, Cristián Benítez fue tajante a la hora de analizar el equipo de Marcelo Bielsa. "Ellos tienen jugadores débiles adelante. Chile siempre que viene a Quito a esconderse".

El goleador del Santos Laguna mexicano afirmó que "nosotros (los delanteros) tenemos que aprovechar las opciones que tengamos para darle tranquilidad al equipo".

Un poco más "diplomático" fue Felipe Caicedo, quien aseguró que "es un partido difícil con Chile. Hay que estar bien mentalizado. Chile va a salir a jugar de igual a igual".

Mientras que Giovanni Espinoza le restó importancia a la posible ausencia de Humberto Suazo en la escuadra chilena. "No tenemos que preocuparnos de lo que pase con ellos. Es un jugador importante, pero la clave pasará porque nosotros andemos bien".

Para Espinoza, "Chile ha hecho bien las cosas con Bielsa, pero nosotros también vamos bien". El jugador del Cruzeiro de Brasil recordó la derrota que sufrió Ecuador ante la "Roja" en la Copa América. "En esa vez cometimos error de concentración importantes que nos costaron el partido, fallas que hoy no se pueden dar. Sabemos que tenemos ventaja porque jugamos de local, así que tenemos que preocuparnos de nuestro juego", sentenció.

Caicedo, en tanto, restó importancia a la preparación a la altura de Quito que está realizando Chile. "Es difícil que ellos lleguen en igualdad de condiciones. Sabemos que tenemos que meterle presión desde el primer minuto, así va a ser difícil que aguanten ese ritmo", sentenció.