latercera.cl

30 de abril de 2008

Fútbol

El cinematográfico asalto al hotel de concentración de Colo Colo

La dramática historia del gerente deportivo de los albos, Luis Baquedano, quien salvó de ser baleado en pleno lobby del recinto.


29/04/2008 - 14:02

Luis Baquedano, gerente deportivo de los albo, a un costado de Lizardo Garrido.

Luis Baquedano, gerente deportivo de los albo, a un costado de Lizardo Garrido.

Era una noche común. El plantel de Colo Colo ya se encontraba en sus habitaciones del Hotel Radisson de Ciudad Empresarial, concentrados para el duelo de hoy con Huachipato. En el lobby del recinto, conversaban el gerente deportivo de los albos, Luis Baquedano; el ayudante técnico de Fernando Astengo, Hugo González, y el coordinador de cadetes, Víctor Vidal.

Los funcionarios estaban en ese lugar pues recién habían llegado de buscar unos pantalones cortos especiales para Arturo Sanhueza, que había diseñado Umbro ante la costumbre del volante de usarlos más abiertos de los costados. Todo era normal hasta que cerca de las 21.45 de anoche, cuando dos individuos encapuchados y armados irrumpieron en el lobby para asaltar el hotel.

En cosa de segundos, los delincuentes empezaron a robar a cada pasajero que se encontrabas en la entrada del recinto. En eso, Baquedano aprovechó un descuido para correr e intentar ponerse a salvo. Uno de los antisociales se percató, apuntó y percutó en tres ocasiones su arma... Tal fue la suerte del personero colocolino, que la pistola nunca disparó. Después de esto, y de haber robado cerca de un millón de pesos sólo de la caja del hotel, ambos delincuentes huyeron en un auto que los esperaba a la salida del recinto.

No hubo heridos y todo duró menos de cinco minutos. El plantel albo no se enteró del hecho, sólo hasta que fue informado, pero la suerte que tuvo Baquedano no la cuenta dos veces, según él mismo reconoce: "Esta historia no la cuento dos veces. Después me di cuenta del peligro que corrí, pero los nervios te hacer reaccionar así", explicó el directivo.

Aparte del dinero del hotel, los asaltantes también se llevaron los pantalones espacialmente confeccionados para Sanhueza, a la postre, la única perdida directa que sufrió Colo Colo en el asalto.

 

EL DÍA