latercera.cl

11 de junio de 2008

Motores

Piloto protagonista del accidente en Rally Mobil: "Hice lo más sensato"

Jordi Serón explicó a La Tercera.com las razones de su actuar tras el atropello que protagonizó en Valdivia. "No soy doctor y, si me quedaba, la ambulancia se hubiese tardado más en llegar", aseguró.


02/06/2008 - 16:44

"Era una situación muy complicada, pero actué de manera sensata", así resumió el incidente que protagonizó durante el Rally de Valdivia el piloto de la categoría N4 del Rally Mobil, Jordi Serón, quien atropelló a ocho personas que se encontraban apostadas en una curva ubicada a menos de 500 metros del final del tramo, en una zona no habilitada para ubicarse.

El piloto de Mitsubishi conversó con La Tercera.com para relatar su versión de los hechos y manifestar su molestia por el trato que recibieron de parte de Carabineros, quienes "no me trataron mal, pero me tuvieron como siete horas detenido", explicó.

"Se me fue el auto. Vi lo que pasó, pero no soy doctor ni nada parecido. Si me quedo parado ahí como dicen que tenía que hacer, hubiese pasado mucho más tiempo sin que llegara una ambulancia, y eso era mil veces peor. Era una situación muy complicada, pero actué de manera sensata", confesó el piloto.

Serón explicó que "de acuerdo a la normativa, si hay un auto involucrado en un accidente o se vuelca, se tiene que avisar en el punto de control más cercano, y en ese momento estaba a casi 300 metros, por lo que lo lógico era ir de inmediato y avisar para que llegara una ambulancia".

Ya más calmado tras el accidente, el piloto de la marca japonesa describe el incidente como "algo horrible. Por suerte no hubo lesionados de gravedad, pero tienen que entender que hay lugares que no son para que esté el público".

Descartada la presencia de heridos con riesgo vital, lo peor para el piloto nacional vino después, ya que estuvo detenido cerca de siete horas por Carabineros, donde fue interrogado por la Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito (SIAT) y, posteriormente, dejado en libertad al comprobarse que no tenía culpa en el accidente.

"Se actuó mal. Existe un vacío legal en torno a este tema, ya que la fiscal no tenía cómo procesar la acusación. Me querían acusar como a un piloto común y corriente, y esto es una competencia, por lo que no corresponde. Después se me pidieron las disculpas correspondientes, pero el mal rato ya lo pasé", puntualizó.

En lo inmediato, Serón sostendrá una reunión en los próximos días con los encargados del Rally Mobil, donde se definirán los pasos a seguir en torno al tema, aunque según explicó el propio piloto "por ahora, todo está tranquilo".

EL DÍA