latercera.cl

24 de noviembre de 2008

Motores

Organizadores del Dakar molestos con burocracia de Chile y Argentina

La ASO analiza el regreso de la tradicional prueba a Africa ante los engorrosos trámites que ha debido realizar en ambos países.


14/11/2008 - 07:42

A 50 días del inicio de la edición 2009 del Rally Dakar en Argentina y Chile, los organizadores de la mítica prueba dejaron entrever su malestar por la trabas administrativas en los países sudamericanos y anunciaron que se encuentran analizando posibles recorridos para regresar a Africa en 2010.

"Volver a Africa es una posibilidad que estamos estudiando. Nuestras opciones para el 2010 son dos: seguir en Sudamérica o regresar a África", dijo hoy en París Etienne Lavigne, integrante de Amaury Sport Organisation (ASO) y director del Rally Dakar.

Si bien la intención de Argentina y Chile es volver a recibir el Dakar en 2010, para sumarlo a las celebraciones por el bicentenario de su independencia, según Lavigne tal posibilidad "dependerá del éxito de la edición 2009".

"Nuestro balance se apoyará fundamentalmente en dos aspectos: el organizativo y la recepción del público", advirtió. Y es precisamente el aspecto organizativo el que irrita sobremanera a los franceses.

"Tenemos el apoyo del más alto nivel del Estado en Argentina y Chile, países donde el Dakar fue declarado de interés nacional. Sin embargo, y a diferencia de Africa, debemos afrontar trámites administrativos más engorrosos. Por ejemplo en Chile estamos obligados a realizar trámites ante 24 administraciones diferentes, lo cual nos genera un trabajo extra muy importante", lamentó Lavigne.

El francés expresó que los "problemas administrativos" podrían ser un "escollo" para que Sudamérica reciba el Dakar en 2010, pero remarcó también "el menor costo operativo que implica realizar la prueba en Africa".

No obstante, el primer obstáculo para regresar al continente negro es la situación política en Mauritania, donde un golpe de Estado en agosto y un atentado en septiembre confirmaron la inestabilidad en ese país.

Las amenazas terroristas en Mauritania por parte de la rama magrebí de Al Qaeda obligaron a suspender la prueba este año 24 horas antes de la largada en Lisboa.

"Seguimos con atención la situación en Africa, porque las raíces del Dakar se encuentran allí, pero por el momento la situación continúa siendo complicada", admitió Lavigne.

Por eso, el respeto por las raíces del Dakar, se contrapone con el deseo de competir en un entorno seguro.

Sin embargo, Lavigne precisó que ASO se encuentra trabajando en dos opciones para regresar a Africa sin que el recorrido pase por Mauritania.

"Una posibilidad es que el recorrido sea por el este del Sahara o hacia el sur del continente. Tenemos contactos con Túnez, Egipto y Libia, pero no descartamos descender a Africa austral, por eso una misión de ASO partirá este mes rumbo a Angola, Namibia y Africa del Sur", detalló.