Sin Tolerancia 2: análisis político y humor local con Mala Imagen

La historieta reinventa los capítulos de Tolerancia Cero en torno a la elección presidencial de 2017.


El Papa y su visita a Chile son los protagonistas de la última historieta publicada por Guillermo Galindo (Santiago,1981), más conocido como Mala Imagen. En ella, el pontífice es secuestrado por conservadores chilenos que acuden a él para salvar al país de la ideología de género. “Estas instancias me permiten abordar temas que se están discutiendo como el aborto, el matrimonio homosexual o la ley de identidad de género”, comenta Galindo, y agrega: “Que venga el Papa es un poco en segundo plano para mí. Ocupo eso para tocar temas que encuentro interesantes de abordar desde mi sentido del humor”.

Algo similar opina del regreso de Sebastián Piñera a La Moneda: “No es que yo estuviera esperando que saliera de nuevo para tener un presidente chascarriento. Eso es anecdótico, mi trabajo tiene que reinventarse según el contexto”, dice.

El sarcasmo en sus libros e historietas es el mismo que utiliza hace más de 10 años y lo ha llevado a dominar el humor político gráfico. Con 10 publicaciones a la fecha, la número 11 acaba de llegar a librerías de la mano del sello Reservoir Books. Es Sin Tolerancia 2, su libro sobre las recientes elecciones presidenciales, lanzado este jueves

Después de que el primer número agotara tres ediciones en 2013, en este segundo tomo también ilustra las entrevistas de Tolerancia Cero. “Me pareció un análisis interesante de la carrera presidencial. Es una especie de revisión de las estrategias, personalidades y propuestas desde el humor”, agrega.

¿Cómo ha sido quedarse en el registro político?

Emocionante, me ha ayudado a evolucionar como autor y a tocar temas que considero trascendentes. Me da también un tipo de tribuna.

¿Cómo funcionan los tiempos de sus libros?

Son contingentes y por lo tanto quizás duran poco, pero en el momento tienen una potencia que cosas más atemporales a veces no logran. Puede que en un par de años sean difíciles de entender pero no busco que se lean toda la vida, sino que impacten o por último que entretengan. No me complica que tengan esa desventaja. He tratado de hacer cosas más atemporales para que se entiendan independiente de que uno conozca al personaje. Que se vea como un político “x” y siga funcionando el chiste.

Carrera internacional

En 2017 fue la primera vez que uno de sus libros se publicó fuera de Chile. Desde una mirada más amplia Malditos Humanos se lanzó en México, el segundo país donde más gente sigue su trabajo. “Me gustaría viajar y mostrar lo que hago, pero voy paso a paso y por ahora haciendo humor local es muy difícil salir, pero quizás el próximo proyecto sea más amplio y no solo para internacionalizarme, sino para tocar temas globales”, dice.

¿Cuáles son esos temas?

Trabajo, género, medios, política en general, etc. Conflictos de la sociedad moderna y no solo de Chile.

¿Cuándo podría venir eso?

Creo que el próximo año. Pero tengo que pensarlo bien, la idea es que tenga un plus global más allá de lo que pueden hacer otros dibujantes, no solo por publicar afuera.

Seguir leyendo