El motín de Tinguiririca

Autor: Ignacio Leal

Foto: Agencia Uno/Archivo.

Los jugadores denuncian sueldos impagos y amenazaron con no jugar las eliminatorias si un 70 por ciento de la deuda no era saldada. Jugarán por petición de la organización.


Una nueva crisis golpea al básquetbol nacional. Esta vez, los afectados son los jugadores de Tinguiririca San Fernando, quienes acusan sueldos impagos por parte de la dirigencia y llegaron a amenazar con no jugar hoy y mañana los partidos de vuelta de la Liga Nacional de Básquetbol.

“Queremos expresarles que si para los partidos 3 y 4 de la primera ronda de Playoffs, los días sábado 10 y domingo 11, no se nos cancela un 70% de la deuda a cada integrante del plantel, hemos tomado la decisión de no jugar dichos partidos”, amenazan 13 jugadores del quinteto, en una carta firmada por todos ellos.

Según los basquetbolistas, la deuda con gran parte de ellos llegaría hasta los tres meses y medio de sueldos. Sin embargo, Marcelo Pérez, ex directivo del club sanfernandino e indicado como uno de los responsables de su descalabro económico, publicó en sus redes sociales explicaciones respecto al asunto. “Hace tres meses renuncié a TSF porque no quería seguir. No tenía ganas y no pasó por un buen momento (…) Sé que se debe, pero en total, TSF no debe más de $15 millones. Sólo a un jugador se le deben $4 millones”, comentó a través de su cuenta de Facebook.

El dirigente asegura haber continuado apoyando a la institución, pero que al no ver mayor apoyo, decidió abandonarlo nuevamente, siendo, según él, quien le pidió al equipo redactar la carta de amenaza.

“Aún no tenemos respuestas, estamos a la espera. Entrenamos a las seis, y ahora nos juntaremos a las nueve (de la noche de ayer), para ver qué pasa”, señaló Francisco Pavez, capitán del equipo.

Desde el interior del club, aseguran que las condiciones que han tenido no son las mejores, por lo que se cansaron de esperar.

Hasta el cierre de esta edición aún no había claridad sobre qué ocurrirá con los duelos de hoy y mañana. Una reunión que comenzó a las 21.30 y que reunió al plantel junto a dirigentes comenzó a apaciguar todo. Según parte del plantel, por petición de los directores de la LNB, el partido de hoy sí se jugaría, lo que entregaría al menos un día más para solucionar el problema de los sueldos.

En caso de no recibir pago alguno, los jugadores que firmaron la carta aseguraron que mantendrían su drástica postura, que podría incluso dar por perdedor al equipo en la primera fase de playoffs, que ya pierden por 2-0 con la UC.

Seguir leyendo