Albos se ofuscan con Guede y ByN por premios

Foto: Photosport

El plantel está molesto con el DT por ser el único que cobró el bono por ser campeón del Transición.


Colo Colo realiza su pretemporada en La Serena, y no con toda la tranquilidad que pretende. Esto, a raíz de la demora en el pago de los premios por ganar el Torneo de Transición 2017. En el plantel hay molestia porque se tiene pactado un premio de $ 200 millones, a repartir, por haber sido campeón. Estos dineros debieron estar cancelados a fines del año pasado, a más tardar, pero aquello no ha sucedido.

El punto es que hay un miembro del equipo que sí cobró: Pablo Guede. El lunes posterior a la cena de celebración del título, el argentino obtuvo los 130 mil dólares que le correspondían por el campeonato. Sus jugadores aún no lo hacen. Por lo mismo, existe ofuscación en los experimentados del plantel colocolino porque Guede no intercedió por sus pupilos y sí cobró su parte.

Ayer, hubo una reunión entre el capitán Esteban Paredes, el presidente de Blanco y Negro Aníbal Mosa (quien desembarcó en la Cuarta Región para apagar el incendio y tranquilizar al director técnico por el tema de los refuerzos) y Ricardo Lobos, el gerente de finanzas del club y amigo íntimo de Mosa, ex gerente del grupo Pasmar, holding que le pertenece a la familia del empresario sureño. Los tres se juntaron en el Hotel Enjoy, donde se aloja el Cacique.

Lobos, llamado “el contralor” en el Monumental, llegó a Colo Colo por Mosa, con la misión de ordenar el desorden financiero que había en la institución, ante las amenazas de Leonidas Vial por las finanzas albas. La reunión sirvió para tratar de agilizar el pago de los premios. “Este tema no lo vamos a comentar con ustedes (la prensa)”, dijo Óscar Opazo, refiriéndose a la deuda que mantiene Colo Colo con su plantel.

El trasfondo de esto es que el campeón chileno tiene problemas económicos, algo que también repercute a la hora de amarrar a las incorporaciones. De hecho, en los albos pretenden que el volante Carlos Carmona salga libre del Atlanta United, en vez de hacer una oferta formal y negociar con el club de la MLS por el pase del coquimbano.

Seguir leyendo