Alexis anticipa el festejo de Bravo

El Manchester City celebra desde casa el título de la Premier League luego de que el United sucumbiera como local ante el colista de la liga.


Pep Guardiola aseguró que no vería el partido del Manchester United contra el West Bromwich. Que en vez de eso jugaría al golf. Puede que haya estado a punto de ejecutar el mejor swing de su vida cuando le avisaron de la derrota de los Diablos Rojos, que automáticamente coronaba al City campeón.

El descalabro de los red devils adelantaba la celebración citizen. Tanto, que se igualaban los récords de anticipación impuestos por Everton (1984-95) y United (1907-08 y 2000-01), que ganaron el campeonato inglés con cinco partidos aún por jugar.

En la jornada anterior, Alexis Sánchez y compañía lograban lo imposible al darle vuelta un 2-0 al City en su propio estadio, ahogándoles el grito de campeones en la cara. Inexplicablemente, ayer le entregaron el título en bandeja perdiendo con el colista.

El alza futbolística del tocopillano duró dos partidos. Si bien todo el United fue un desastre, Sánchez hizo poco para eximirse del ridículo. Errático en sus pases, nunca pudo encontrar a Lukaku en el área, mientras que sus propias incursiones al área rival quedaban en nada.

No se cobró un penal contra Ander Herrera en el primer tiempo. No obstante, la única ocasión clara de los de Mourinho fue un remate de Lukaku que detuvo Foster con la cara. En el otro extremo, De Gea se exigía para contener los disparos de un colista temerario y descarado. En la cancha no hubo rastro de la inmensa diferencia que existe entre ambos en la tabla, y por momentos el WBA fue muy superior. Al final, como premio al trabajo realizado, Rodríguez aprovechó un pivoteo para mandar al United a la lona y condenarlo a la vergüenza.

El que saca pecho es Claudio Bravo. Jugó 45’ minutos ante el Liverpool en septiembre pasado, por lo que puede celebrar, sentirse parte de la corona. Eso sí, aquella mitad fue el único aporte futbolístico del meta nacional, ya que no tuvo más participación durante el torneo. El chileno suma su título número 14 entre clubes y selección.

En redes sociales los ciudadanos exhibieron su regocijo. Vincent Kompany, que obtiene su tercera Premier con los celestes, disfrutaba en familia el regalo del archirrival, mientras que Walker y Mendy se organizaban vía Twitter para montar una fiesta en la casa del francés. Bravo se limitó a subir un video de sus mejores jugadas con la leyenda “Champions, c’mon City”.

Guardiola, recién en su segunda temporada en Inglaterra y tras gastar más de US$640 millones, se convierte en el primer entrenador español en ganar la liga inglesa. Tras fracasar estrepitosamente en Champions League por segundo año consecutivo, al catalán no le queda más que consolarse con el doblete de Copa y Liga, algo que Manuel Pellegrini logró en su primer año como adiestrador del City.

Si bien Kompany señaló que ahora deben retener el título, el real objetivo de los citizens es el ámbito internacional. Con sólo dos partidos perdidos en liga -hasta el momento-, ya demostraron que no tienen igual en el país. Fue una temporada de consagración para los mejores de Inglaterra. Sólo en el ámbito local.

Seguir leyendo