Alexis aún no entra en el mapa

¿Es Sánchez menos protagonista en el United? En la mitad de sus seis partidos con los rojos, no ha rematado a portería. El análisis, por ahora, no favorece al chileno.


Fue el fichaje que remeció enero, la flamante nueva estrella del Manchester United, el jugador de moda, ese del que todos estaban hablando. El mismo que hizo reventar las redes sociales del equipo cuando se anunció la gran noticia, haciendo opacar (según la propia institución) lo de Neymar al PSG. No obstante, el primer mes de Alexis Sánchez como integrante de los Diablos Rojos ha transitado desde las altísimas expectativas cifradas en su traspaso hacia una serie de críticas, que subieron luego de su desempeño ante el Sevilla, por la Liga de Campeones.

Esto último, de parte de la siempre ácida y exigente prensa británica, que le pide que sea el baluarte del equipo, tal como el estatus que llegó a obtener en el Arsenal.

El mezquino planteo de José Mourinho en Andalucía conspiró contra el estilo de juego de Alexis. El tocopillano, acostumbrado a explotar su velocidad y la conducción de balón en pos de la construcción ofensiva, tuvo que asumir un rol más táctico, que le perjudicó. Al final, fue reemplazado a 15 minutos del término, en lo que fue su retorno a la Champions tras casi un año sin jugar el principal torneo de clubes del planeta.

A raíz de esto, el propio entrenador luso fue quien salió a defender a su pupilo. “Cuando el equipo tiene la pelota, atacas. Cuando tu equipo no tiene la pelota, defiendes. Es tan simple como eso. Sin embargo, al parecer algunos quieren inventar un nuevo deporte, pero aún no lo estoy viendo… Los equipos ganadores, los mejores del mundo (ahora, no hace 20 ó 30 años atrás), todos trabajan. Todo el mundo tiene disciplina táctica”, explicó Mou.

Luego de tener, a lo largo de su carrera, a entrenadores que pregonan el fútbol lírico y de ataque (Bielsa, Guardiola, Sampaoli, Wenger), hoy AS7 está en manos de Mourinho, tan laureado como los anteriormente nombrados, pero de un estilo muy distinto, en donde la faceta defensiva es tan relevante como la ofensiva, y que no tiene miedo en armar planteos más “amarretes” si lo requiere.

Ante esto, La Tercera realizó el ejercicio de revisar algunas estadísticas de Alexis Sánchez en sus seis partidos con Manchester United (más dos en el Arsenal, de esta temporada), además del mapa de calor de cada cotejo, para revisar cómo se movió en la cancha y dónde intervino más (ver infografía). Hay resultados que sobresalen.

Uno de los ítems de estudio fueron los remates. Uno de los últimos partidos en los cuales fue figura con la camiseta del Arsenal fue contra el Crystal Palace (28 de diciembre). Ahí, tiró cuatro veces al arco y anotó dos goles. En ese mismo encuentro, tocó la pelota 101 veces, el que más lo hizo de los Gunners. Por el United, sólo en una de sus seis presentaciones cruzó la barrera de los 100 toques. Fue contra Huddersfield Town, por la Premier (3 de febrero), con 122.

Este encuentro, cuando anotó su primer y único gol con la camiseta roja, es uno de los cuales Alexis intervino más en la construcción de juego del United. Desde la izquierda se fue moviendo hacia el centro y fue quien remató más al arco de su equipo: seis. Pasó igual en su debut, ante el Yeovil Town por la Copa FA.

El punto es que sus actuaciones no han tenido una tendencia al alza. Un ejemplo: en la mitad de sus partidos con el United no ha rematado al arco. Contra Tottenham, por la liga; Huddersfield Town, por la Copa FA; y el Sevilla, por la Champions, no disparó a portería. El mapa de calor de Sánchez ante los españoles muestra que se fue moviendo en exceso, por muchos sectores de la cancha, en búsqueda de su sitio, pero sin gravitar. También se denota su participación en la faceta defensiva.

De manera consecutiva, Alexis Sánchez ha ido disminuyendo la cantidad de pases por partido. Es cosa de revisar los últimos tres choques de su escuadra: 46 pases contra el Newcastle, 31 ante el Huddersfield Town y 29 frente a los sevillistas.

Lo bueno para el seleccionado nacional es que el fútbol brinda varias veces oportunidades para redimirse. Y hoy tiene una ante un rival de peso. Por la Premier, Old Trafford recibe al Chelsea, con la obligación de mostrar otro rostro y ganar para seguir escoltando al Manchester City, que tiene la final de la Copa de la Liga.

Seguir leyendo