Aránguiz deja más solo a Pizzi

El Príncipe sufre un desgarro en una pantorrilla. Según informó el Bayer Leverkusen, no llega ante Ecuador y Brasil, lo que complica todavía más al técnico. En Pinto Durán, sin embargo, advierten que el volante igualmente llegará al país para someterse a exámenes médicos. El DT ya planifica un once sin el jugador.


Una enorme nube negra está instalada encima de Juan Pinto Durán. Como si el panorama de la selección chilena y de su técnico Juan Antonio Pizzi no fuese ya lo suficientemente oscuro, una nueva mala noticia llegó ayer desde Europa: Charles Aránguiz sufre un desgarro en una pantorrilla que lo tiene prácticamente fuera de la última fecha doble de las Eliminatorias para el Mundial de Rusia 2018, según la información que entregó el propio Bayer Leverkusen.

Si la baja no es segura, únicamente se debe a la esperanza nacional de revisarlo personalmente en Santiago, a la espera de un milagro. El nacido en Puente Alto salió en el entretiempo del partido en el que su equipo igualó 1-1 ante el Shalke 04, en el inicio de la octava fecha de la Bundesliga, el viernes.

“La lesión se confirmó hoy sábado (ayer) tras realizarle estudios. El internacional chileno, que venía en gran forma en los últimos partidos, se lesionó durante el transcurso de la primera parte y fue sustituido en el descanso. Aránguiz se pierde así también los próximos compromisos de su selección frente a Ecuador y Brasil, que serán decisivos para la clasificación al Mundial. El chileno estará fuera durante tres semanas”, explicó el club en su página web.

La lesión del Príncipe se produce en el peor momento, justo cuando la Roja se juega la clasificación a su tercera Copa del Mundo consecutiva. Además, la ausencia de Marcelo Díaz por decisión técnica, sumado a los problemas físicos que también sufre Pablo Hernández, complican aún más la planificación de Macanudo para afrontar estos decisivos encuentros.

Apenas supieron de la dolencia que afectaba a Aránguiz, en el búnker de la Selección se comunicaron inmediatamente con sus pares del elenco farmacéutico. Su intención era clara: que el jugador viniera de todas formas a Chile, con el fin de hacerle chequeos médicos y evaluar su estado de salud .

Sucede que en la Roja no pierden la esperanza. Por eso, quieren determinar si puede estar, al menos, en condiciones de jugar el duelo ante el Scratch, que se disputará en Sao Paulo. Una situación similar a la que vive el Tucu, que llegará al país pese a su rotura fibrilar. “Creo que puedo jugar”, comentó el volante del Celta de Vigo.

De todas formas, ante la posibilidad de que el formado en Cobreloa finalmente no esté apto para disputar el cotejo ante los pentacampeones del mundo, el cuerpo técnico del bicampeón de la Copa América convocará, seguramente, a otro futbolista para cubrir esa zona.

Desde Macul señalan que son dos los nombres en carpeta: Esteban Pavez y Matías Fernández, aunque el primero lleva la ventaja. Si bien Carepato está reservado y por ese hecho es una alternativa, desde el complejo de la Roja apuntan que la “aclaración” que publicó el ex Basilea en sus redes sociales, el jueves, tras enterarse de que quedó fuera la convocatoria, no cayó para nada bien en le cuerpo técnico, especialmente, en Pizzi. Por lo mismo, su reaparición inmediata se ve improbable.

La oncena de Macanudo
Pese a los problemas, en Pinto Durán ya comienzan a delinear la oncena que enfrentará a Ecuador el próximo jueves, en el estadio Monumental. Así como dan por perdido a Aránguiz para ese partido, sostienen que Hernández debiese estar sin complicaciones, aunque aquello recién se conocerá a ciencia cierta cuando se le realicen estudios médicos llegando al país.

Lo mismo que ocurre con Arturo Vidal, quien no jugará mañana con Bayern Múnich ante Hertha Berlín debido a una fatiga muscular. Su ausencia es meramente precautoria y no tendrá problemas para integrarse al equipo nacional, dicen en Macul. De hecho, su arribo a Chile está previsto para hoy.

Pizzi, en todo caso, ya tiene en mente una formación sin Aránguiz y, obviamente, sin Díaz, a quien marginó de la Roja (ver gráfica). Para suerte del DT, Paulo Díaz, quien terminó con un hombro adolorido ayer jugando por San Lorenzo ante Colón, aclaró que no tiene nada grave.

Seguir leyendo