Ayuda divina: Bielsa reza para que gane el Lille

El equipo del exseleccionador sufrió hasta la definición por penales para eliminar al Valenciennes, de la segunda categoría del fútbol galo, en la Copa de Francia. Afligido, el Loco recurrió a un desconocido lado místico.


Resulta inimaginable para cualquier seguidor de Marcelo Bielsa rezando, aferrado a una imagen religiosa, para que su equipo gane un partido. El entrenador siempre ha confiado más en su método de trabajo que en las ayudas sobrenaturales para obtener resultados, pero el inestable momento futbolístico del Lille lo obliga a todo. Incluso a pedir ayuda divina.

Lille buscaba el paso a los octavos de final de la Copa de Francia ante el Valenciennes, que compite en la segunda categoría del fútbol francés. Ganaba hasta la última parte del encuentro, pero un gol en el primer minuto de adición obligó a dirimir la clasificación desde el punto penal. Allí surgió el Bielsa hasta ahora desconocido.

El técnico se refugió en la banca y en Dios para conseguir la victoria. Con una cruz en las manos, rezó para que su escuadra pudiera seguir avanzando. La ayuda divina llegó pues, finalmente, el Lille terminó imponiéndose por 5-4, a pesar de que fallaron dos lanzamientos en el inicio de la serie.  Ahora, Bielsa y los suyos esperan que los milagros se extiendan a la Ligue 1, en la que no ganan desde la primera fecha y están en zona de descenso.

Seguir leyendo