Beñat despeja los cantos de sirena

“No voy a analizar ninguna opción”, dice el técnico de la UC ante el interés de Arabia y los sondeos de la Real Sociedad.


Beñat San José, el técnico de moda del fútbol chileno, goza de su buen momento. La campaña que lleva adelante con Universidad Católica lo encumbra a otro status. Y hace que los ojos de las grúas se posen sobre él.

Hace poco más de tres semanas, desde Arabia Saudita llegó un ofrecimiento formal para contar con los servicios del entrenador. El español dejó una grata impresión en esa liga, toda vez que entre 2012 y 2015 dirigió al Al-Ittihad y al Al-Ettifaq, conquistando con el primero la Copa del Rey.

“La única propuesta oficial que llegó fue de Arabia Saudita y fue rechazada por Beñat. Lo de Estudiantes es sólo rumor”, asegura su agente Paulo da Souza, descartando de plano las informaciones que emanaron desde Argentina y que ponían en el cuadro de La Plata al DT hispano.

Claro que no es la única latitud desde la que observan al ex Bolívar. Porque aunque no llegó a concretarse, sí hubo sondeos desde la Real Sociedad, el club del que Beñat es hincha confeso, donde alcanzó a jugar en sus inferiores antes de retirarse muy joven por una lesión, y donde arrancó su carrera como entrenador, en sus inferiores.

Desde el círculo del estratega confirmaron el interés desde San Sebastián, advirtiendo que el club está pendiente de la carrera de San José y que le hacen un seguimiento. “Quizás se pueda dar en un futuro, ahora no hubo propuesta, pero sí sondeos. Pero era un riesgo para ellos por su poca experiencia en el fútbol español de primera línea”, aseguran en el entorno del entrenador.

Y ayer, en conferencia, Beñat fue muy explícito en su intención de mantenerse en San Carlos: “No voy a analizar ninguna opción, estoy muy contento aquí, ha habido rumores y puede que también haya rumores de otros sitios no solo hacía mí, sino que hacia los jugadores. La liga chilena es de las mejores. Yo ya estoy en un grande como Universidad Católica. Los rumores los tomo sólo como eso y mi foco está en Católica, partido a partido y en reconocer que estoy satisfecho del rendimiento que están teniendo los jugadores y contento también con mi staff técnico”, aseguró.

Cercanos al estratega aseguran que no quiere dejar botada a la UC, menos con la gran campaña que llevan por delante. Sea como sea, quien quiera levantarle el técnico a los cruzados, deberá pagar la cláusula de salida con que cuenta y que bordea el medio millón de dólares.

Seguir leyendo