Bravo tiene el partido que necesitaba en el Manchester City

El equipo de Guardiola eliminó al Wolverhampton en definición a penales, con dos atajadas del chileno. En los 120 minutos de partido, también evitó la caída de su escuadra con tres tapadas notables.


La participación de Claudio Bravo en el Manchester City se remite sólo a las copas locales, ya que en la Premier League y en la Champions la carta de Pep Guardiola es el brasileño Ederson Moraes. Este martes fue la ocasión para que el golero chileno volviese a defender por los puntos a los Citizens. Lo hizo por la cuarta ronda de la Copa de la Liga ante el Wolverhampton, el puntero de la liga Championship, la segunda categoría inglesa.

A los de Pep Guardiola les costó más de la cuenta dejar en el camino a los Wolves, y en ese sentido la actuación de Bravo fue consagratoria. Fue la gran estrella de su escuadra, para superar en definición a penales por 4-1 a su rival, luego de 120 minutos sin goles.

Bravo tuvo su mejor presentación desde que arribó a Manchester. Tapó tres mano a mano clarísimos durante el tiempo regular. En los 43′, corrigió un feo yerro del discreto zaguero Eliaquim Mangala y le desvió un remate a Enobakhare. Luego, en los 64′, otro mano a mano ganado a Hélder Costa impidió la apertura de la cuenta. Además, en el cierre del cotejo nuevamente impidió el gol de Enobakhare.

Pese a que el balón lo dominó el City durante todo el compromiso, nunca jugaron con la comodidad que les caracteriza. En eso, el trabajo de los Wolves fue interesante, en cerrarle los espacios a los celestes y obligarles a rotar mucho el balón. Los 90 minutos se terminaron con una agria igualdad sin goles, con lo cual se fueron al alargue. En 30 minutos más, el marcador no cambió, por lo tanto se fueron a los penales, algo completamente sorpresivo considerando la diferencia entre ambas instituciones.

En la serie desde el punto penal, Bravo se coronó como la gran figura tapando dos lanzamientos, de N’Diaye y Coady, respectivamente. Al final el City se impuso por 4-1, gracias a los aciertos de De Bruyne, Yaya Touré, Sané y Agüero.

Con el 0-0 en 120 minutos, el City dejó en 11 su racha de victorias seguidas, algo que igualó la mejor marca del club, conseguida con Manuel Pellegrini entre abril y septiembre de 2015. Nunca ganó 12 partidos o más consecutivos.

 

 

Seguir leyendo