Claudio Romero vuelve al foso

Tras cuatro meses alejado de las pistas y tres semanas después de retomar los entrenamientos, el discóbolo reaparecerá el lunes en el Grand Prix de Atletismo CDUC.


Cuatro meses después del escándalo protagonizado en la ceremonia de premiación de su club, Universidad Católica, el pasado 19 de diciembre; y de su misteriosa y posterior desaparición de las pistas para someterse a un tratamiento sicológico llamado a reencauzar su incipiente carrera, Claudio Romero (17), el lanzador de disco más prometedor del atletismo chileno, está de vuelta.

Tras haber completado apenas tres semanas de entrenamiento técnico, el campeón mundial juvenil regreserá en la tarde del lunes al foso de lanzamiento para librar una competencia. Será, además, en su casa, San Carlos de Apoquindo, escenario del Grand Prix de Atletismo CDUC 2018, que se celebrará dos días más tarde de otra importante cita del calendario atlético nacional, un Orlando Guaita en el que el deportista no participará al no existir en el certamen la prueba de lanzamiento de disco, su gran especialidad.

Así se lo confirmaba ayer a La Tercera Eduardo Sotomayor, técnico de la joven promesa: “La Federación nos invitó, pero lo que pasa es que en el Orlando Guaita no hay disco, por lo tanto él va a competir el día lunes en el Grand Prix de San Carlos. Va a estar allí, pero es importante tener claro que este es el inicio del proceso del año y que no estamos buscando grandes registros en este momento”.

Unos registros que tanto el entrenador como su discípulo confían en comenzar a ir obteniendo con el paso de las semanas, sin perder de vista el objetivo prioritario de la temporada, el Mundial de Atletismo Juvenil que disputará en Tampere (Finlandia) entre los días 10 y 15 de julio. “El trabajo técnico lo comenzamos la última semana de marzo, por lo que lleva algo así como tres semanas trabajando. Pero la parte física, ese plan de trabajo, él ya lo tenía en el verano, por lo que no se puede decir que esté partiendo de un punto cero”, asegura Sotomayor, antes de hacer un llamado a la mesura: “En este momento él está recuperando el timming, el feeling con el implemento, y hay que ir paso a paso, paulatinamente, entrenando y compitiendo con vistas al Mundial, pero sin presionarlo, porque su carrera es muy larga”.

Una carrera que Romero parece dispuesto a volver a relanzar tras haber recuperado -asegura su entrenador- la estabilidad emocional. “(En lo sicológico) hoy día lo veo bien. Ha sido muy importante el trabajo que han hecho todos, el apoyo que ha recibido de la familia, del club y de los compañeros, sobre todo de los más grandes, que lo han ido aconsejando. Ahora hay que ir retomando poco a poco las sensaciones, porque él no es que haya perdido un año, ya está trabajando y en un buen pie”, culmina Sotomayor.

Será, pues, el lunes, en el escenario de su meteórico ascenso como deportista, pero también en el de su último descenso a los infiernos, donde Claudio Romero vuelva a ver al fin la luz del foso de lanzamiento.

#Tags


Seguir leyendo