Colo Colo se sube a la cima del campeonato

Los albos sufrieron para vencer a Santiago Wanderers por 2-0 y alcanzaron a Unión Española en la punta del torneo.


Lo más difícil de escalar la montaña, dicen algunos expertos, es atacar la cima. Lo más difícil para Colo Colo, en esta arremetida hacia la punta del Transición, fue conseguir el gol que le permitiera el triunfo sobre Wanderers y, por añadidura, alcanzar a Unión Española al tope de la tabla.

Tuvieron que pasar 80 minutos y mucho sufrimiento. Los porteños propusieron un partido de igual a igual a los albos. Por momentos, de hecho, se adueñaron de la pelota e hicieron ver muy incómodo a los dirigidos de Pablo Guede. La baja de Claudio Baeza (expulsado en la fecha anterior contra la UC) hizo que el técnico del Cacique probara con un nuevo esquema: armó un 3-4-2-1, con Valdivia y Valdés en la misma línea, detrás de Paredes.

Eso en el papel, porque en la práctica, especialmente en el primer tiempo, se vio demasiado solitario al Tanque. Además de la tendencia natural por recogerse del Mago y Pajarito, el dibujo de Guede falló porque los dos carrileros (Opazo y el juvenil Álvarez) no pasaron con la regularidad y precisión que exigía la ordenada defensa wanderina.

Había que ponerle un acompañante al ariete popular y la banca de decidió por Iván Morales para que tome ese rol. Colo Colo regreso a su sistema más efectivo (3-4-1-2) y Paredes de inmediato empezó a encontrar los espacios que no tenía en el lapso anterior. Valdivia y Valdés, en tanto, encontraron más opciones de pase. El local se veía mucho mejor en la cancha del Monumental, donde el pública muchas veces se impacientó porque el equipo de Nico Córdova lo hacía ver mal.

La preocupación creció, sin embargo. A los 64’, Piero Maza, zanjó con dos tarjetas rojas una pequeña disputa entre Valdivia y Mario López. Un problema más, pero esta vez Guede prescindió de un contención y mandó más arriba a Valdés, para que asuma la función de enlace. A los 80’, Paredes cabeceó y la pelota pareció entrar, pero los árbitros no cobraron la conquista.

La revancha del ariete vino un minuto después, con la conexión entre Morales y el capitán albo, quien con la derecha dejó sin chances a Gabriel Castellón. Un desahogo total, Colo Colo ya era líder del campeonato. La fiesta se desató completa en los descuentos, con la diana del mismo Morales, quien culminó un muy buen segundo tiempo con un fuerte derechazo en el corazón del área.

Duelo terminado. Problema resuelto. El ataque a la cima de Colo Colo tuvo éxito. Ahí está junto con Unión y ahora sólo queda ver cuál de las dos expediciones terminará celebrando el título.

Seguir leyendo