Valentina Carvallo

Valentina Carvallo

Triatleta

El Deportivo

Corazón lleno


Estoy muy feliz con este resultado. Sabía que este Ironman no sería fácil, pero haberme parado en el punto de partida lo es todo para mí. Lo más importante fue estar aquí y pelear por la carrera. Mi idea era estar en el podio y gracias a Dios lo cumplí, por lo que no puedo estar más feliz de lo que he conseguido.
Además, ésta es la primera vez que mi hijo, Luquitas, por quien no pude correr el año pasado, pues estaba en pleno embarazo, me estuvo esperando en la meta. Eso fue algo muy especial, como en realidad lo fue todo el año pasado y lo ha sido éste. Él y mi marido, José, han sido un gran regalo para mí. Llegaron para llenar mi corazón de amor al mil por ciento y eso es hermoso.

En cuanto a mi carrera, les puedo asegurar que fui lo más inteligente que pude. Conozco mis fortalezas y debilidades, por lo que no quise exigirme de más para terminar de la mejor forma. Quizás fue muy solitaria, sí, porque estuve sola casi siempre, pero no puedo sino estar feliz por haberla terminado de esta forma, con un tercer lugar en mi retorno a Pucón.

Siendo muy autocrítica, creo que pude haber dado una mejor natación. Esto me pesó durante todo el trayecto, porque si hubiera salido con el grupo, con Ellie y Bárbara, quizás hubiese tenido un pedaleo totalmente distinto, pues hubiese estado acompañada de ellas, persiguiéndolas para que no se escaparan tanto. No fue así y estuve dos horas y media sobre la bicicleta, trabajando contra todos los pensamientos que mi cabeza producía. A pesar de todo esto, pude sacarme el nado y la natación de encima, para estar fuerte en la Península.

De la segunda transición, la del ciclismo, me bajé muy bien. Me sentí entera. Por eso es que hice un muy buen trote, lo que me dejó con una sensación de alegría inmensa.

Pero ya doy vuelta esta página y me planifico nuevos desafíos. El siguiente es el selectivo de marzo, donde se peleará un cupo para el campeonato Sudamericano. Después vienen los Odesur, donde también quiero estar fuerte. Si lo consigo, podré pelear desde mayo la clasificación olímpica, un gran desafío en el que espero estar.

La triatleta de cabecera de La Tercera acabó tercera. Los guiños del destino. Espero que les gustara. Hasta otra.

Seguir leyendo