El Dakar da una semana a Chile

Los dirigentes franceses de la carrera se reunieron ayer con la ministra Kantor.


Etienne Lavigne arribó el miércoles a Santiago para allanar el camino al regreso del territorio chileno al Dakar, en la edición de 2019. Ayer, el director de la prueba tuvo una importante reunión con las autoridades del gobierno entrante.

El directivo galo traía en el ofrecimiento exactamente lo que en Chile estaban esperando: ser sede, por primera vez, de la partida de la competencia, que es la instancia más importante, pues supone los mayores retornos económicos, porque es cuando se concentra el mayor número de personas y por varios días.

El problema -que alejó a la carrera de Chile en las últimas tres ediciones- es el dinero que el país debe entregar para recibir la carrera.

En esta oportunidad el costo sería de 6 millones de dólares, considerando que la prueba estaría unos seis días en Chile, aunque la cifra podría llegar a nueve millones, si es que se dan los hitos que las partes esperan acordar.

“Tuvimos una muy buena reunión con ASO y ahora los siguientes pasos son tener una reunión con el ministro de Economía, la ministra de Medio Ambiente y poder analizar si va a ser posible tener el Dakar en Chile”, dice la ministra del Deporte, Pauline Kantor.

ASO esperó que el nuevo gobierno se instalara en La Moneda para negociar de manera oficial, pero esta espera tuvo un precio impensado: la premura. Los franceses dieron como plazo a Chile la próxima semana para dar la respuesta.

No es novedad que la empresa se adelante tanto para la siguiente edición, en especial ahora que se espera cerrar un acuerdo para que el Dakar vaya a nuevos países, como Colombia o Ecuador. Además, debutará un nuevo director de rutas, pues Marc Coma no seguirá en esa función.

Aunque la ministra Kantor ha adelantado que el déficit fiscal podría influir negativamente en la decisión, ayer declaró que “el Dakar es una vitrina al mundo, que trae más de 40 millones de dólares de retorno al país y al mismo tiempo permite el desarrollo deportivo de muchos jóvenes”.

De paso, Kantor pidió que “la empresa privada se haga parte. Necesitamos que los organizadores hagan un esfuerzo para que lleguemos a un monto que sea responsable”.

Y la próxima semana también visitará Santiago Alejandro Agag, director ejecutivo de la Fórmula E, para negociar su regreso en 2019.

Seguir leyendo