Dos extremos en cancha

Chile buscará mantener su buen nivel en ante India, que se jugará la vida tras un pésimo debut.


Tras el debut en el Campeonato Mundial de Polo de Australia, con una goleada de 9-2 ante Nueva Zelanda, la Roja del polo tranquilizó su ansiedad previa al estreno con un imponente resultado.

“Con ese resultado confirmamos que estamos para dar la pelea”, expresó el capitán José Rafael Zegers (hándicap 5) tras la victoria. Sin embargo, no se puede decir que los nacionales están completamente relajados. Y eso se debe a que en la madrugada de este miércoles (a las 00.30 de Santiago) volverán a la cancha para la segunda fecha del Grupo B ante India, que se jugará la vida tras un debut opuesto al celebrado resultado nacional.

El segundo rival de Chile en su ruta por defender el título de 2015 y por la tercera corona de su historia tuvo un desastroso inicio, en el cual fue apabullado por 1-16 ante Inglaterra. Y aunque los asiáticos son uno de los adversarios menos tradicionales del certamen, el entrenador Alejandro Vial plantea que el duro revés ante los europeos da un motivo para que Chile no anticipe un encuentro fácil.

“Es un equipo del cual no conocemos mucho, pero sabemos que son rápidos. Ellos tuvieron un mal partido en su primer día, así que lo darán todo contra nosotros”, comenta el adiestrador, quien también recuerda que India clasificó al Mundial tras vencer a Pakistán, equipo al cual Chile superó en el Mundial pasado por 11-10 en un reñido encuentro.

Zegers, figura del primer partido y autor de cinco goles, anticipa que “el duelo será difícil porque ellos no se vieron bien en el debut y, después de perder por tanto, vendrán al todo o nada”.

Pero vencer a los indios también es fundamental para los nacionales, pues la Roja debe terminar en el primer lugar del Grupo B para acceder a la final del torneo, que se disputará este domingo. Y aunque el capitán de la Roja del polo dice que el exitoso primer partido de Chile tranquilizó la ansiedad inicial, reconoce que “no debemos relajarnos”.

Y la victoria ante los asiáticos también es clave para que Chile llegue bien al último encuentro de la fase grupal, ante los ingleses, que se disputará el viernes.

Seguir leyendo