El espíritu deja a Chile con vida

A los 34’, Brasil, la mejor selección de Sudamérica, vencía por 0-3. La combatividad de la Roja consiguió neutralizar la avalancha, anotar y mantener la ilusión.


Las experiencias y las urgencias eran diferentes. Capacidad física y técnica, además del ranking mundial, eran hechos indesmentibles que ponían a un favorito absoluto sobre la cancha de La Portada. Todo anticipaba una derrota, como suele suceder con las selecciones sudamericanas que enfrentan a Brasil. Lo que nadie esperaba era que Chile, el anfitrión de la Copa América y equipo que se ilusiona con participar en su primera Copa del Mundo, lograra mantenerse con vida luego de ir cayendo por 0-3, al concluir el primer tiempo.

El inicio fue bastante equilibrado hasta el tanto del Scratch.La escuadra de José Letelier neutralizaba relativamente el juego de las rivales, pero al costo de no acercarse al arco de Bárbara.

El aviso más importante llegó poco antes del primer gol, cuando la central Rafaelle se desprendió hasta acercarse a 30 metros de la portería de Christiane Endler y sacó un tiro violento, que sacudió el travesaño.

El 1-0, de Mónica, arribaría producto del consistente juego brasileño, con Formiga (40 años) honrando su apodo y trabajando de modo incansable para iniciar los ataques.

Los tantos siguientes respondieron simplemente a la brecha entre el eterno campeón sudamericano y un cuadro que busca reflejar el crecimiento que implica tener a varias de sus jugadoras actuando en el exterior.

En ese contexto, Chile logró sus momentos de mayor aproximación en el cierre de la etapa, pero también quedó en claro que Brasil cuenta con una formación titular de calidad superior. A los 44’, Francisca Lara sacó un disparo que hubiera sido gol ante la mayoría de las porteras de esta zona del mundo, pero Bárbara exhibió toda su categoría al volar hacia su poste izquierdo y meter un manotazo que envió el balón al córner.

El segundo tiempo, en tanto, cambió poco en cuanto la diferencia que más importa: la profundidad. Si las verdeamarillas eran capaces de llegar con tres trazos y dos carreras ante Endler, las chilenas necesitaban el doble o triple de esfuerzo para aproximarse siquiera al área de la Canarinha.

El entusiasmo, sin embargo, creció. A cualquier reproche táctico o técnico respecto de las chilenas siempre se podrá oponer, en este equipo específicamente, una gran condición física y una actitud combativa que le permite superar sus límites.

Ese espíritu le permitió a la Roja, luego de varios acercamientos interesantes, alcanzar el descuento con un golazo de Yesenia López.

Los minutos finales fueron tensos, con Brasil presionando, pero ahora con menos confianza, tal vez consciente de que era innecesario tanto esfuerzo en el inicio del cuadrangular final.

Chile, en tanto, ante la evidencia de que entrar al área rival era una tarea muy difícil, reiteró el argumento de los disparos de distancia, aunque sin provocar, nuevamente, algún riesgo.

Sobre el final, además, Endler realizaría una de sus mejores intervenciones del partido al tapar un cabezazo de Thais.

Ahora, la tarea será igualmente dura: medirse mañana con Colombia (actuales subcampeonas sudamericanas), un antagonista que llegará inesperadamente herida, luego sufrir un doloroso 1-3 ante Argentina.

La ficha

Chile: C. Endler 5; R. Soto 5, C. Guerrero 6, C. Sáez 5, G. Leyton 4; K. Araya 4, S. H. Galaz 6, Y. López 5 (81’, Y. Huenteo 4), F. Lara 5; Y. Aedo 5, M. J. Rojas 4. DT: J. Letelier 4.
Brasil: Bárbara 6; Rilani 5 (53’, Polyana 4), Monica 5, Rafaelle 6, Tamires 5; Formiga 5 (90’, Andressinha -), Thais 5, Thaisinha 5; Marta 5; Bia Zaneratto 6, Cristiane 5 (77’, Devinha 4). DT: Vadao 5.
Goles: 0-1, 22’, Mónica, tras cabezazo de Soto que da en un vertical; 0-2, 25’, Bia Zaneratto, con centro de Thais; 0-3, 34’, Thais, ante centro de Marta; 1-3, 64’, López, luego de luchar el balón con Formiga y temer un disparo que se coló en un ángulo.
Árbitro: O. Miranda (PAR) 6. Amonestó a Leyton (C); Formiga, Bia Zaneratto (B) y Thais.
Estadio La Portada. Asistieron 15 mil personas, aprox.

Seguir leyendo