Experta en Corea: “Todas las historias de estos JJ.OO. serán sobre Norcorea”

Foto: EFE.

En entrevista con La Tercera, Jenny Town dice estar segura que Kim Jong Un “está buscando publicidad” con este evento deportivo.


Directora asistente del Instituto EE.UU.-Corea de la Universidad Johns Hopkins y editora del portal 38 North, Jenny Town es especialista en Corea del Norte. En esta entrevista con La Tercera, Town analiza la participación de la delegación norcoreana y el uso propagandístico que el régimen de Kim Jong Un hará de esta visita. “Todas las historias sobre estos Juegos Olímpicos serán sobre Corea del Norte”, afirma la experta.

¿Cómo interpreta la decisión del gobierno de Corea del Norte de enviar a la hermana de Kim Jong Un a la inauguración de los Juegos Olímpicos en Pyeongchang?

Es un desarrollo interesante y la primera vez que un miembro de la familia Kim va a Corea del Sur. Por un lado, podría ser una señal de cuán seriamente Kim Jong Un lleva esta iniciativa de paz al Sur. Por otro lado, podría ser para proyectar fuerza, para mostrar que a pesar de la presión internacional, la familia Kim no se ve intimidada.

¿Cómo utilizará Kim Jong Un la presencia de atletas norcoreanos en los Juegos Olímpicos? ¿Cuál es la estrategia de Pyongyang?

Kim Jong Un, antes que todo, al priorizar los deportes e incluso llevar a sus atletas a los Juegos Olímpicos, en Corea del Sur, ya está logrando una victoria para él. Estoy segura de que está buscando una buena publicidad a pesar del empeoramiento de la imagen de Corea del Norte y de él en el último año, ya que Donald Trump y Kim se han empujado uno al otro hasta el límite. Aunque estoy segura de que está buscando publicidad en estos Juegos Olímpicos, los movimientos de EE.UU. en realidad están haciendo que estos Juegos Olímpicos sean sobre Corea del Norte, dándoles una plataforma aún mayor de lo que hubieran tenido si EE.UU. se quedaba callado y le daba menos apoyo a su participación. Ahora, todas las historias sobre estos Juegos Olímpicos serán sobre Corea del Norte.

¿Usted cree que Kim Jong Un realmente está buscando una aproximación pacífica hacia Corea del Sur?

Creo que todas las partes están buscando evitar la guerra, pero están explorando formas de atenuar las tensiones sin parecer débiles. El diálogo intercoreano fue una de estas formas de intentar explorar una relación diferente. Pero las posibilidades de llegar muy lejos disminuyen cada día.

¿Considera que la estrategia más bélica de Donald Trump en torno a la crisis norcoreana ha perdido fuerza?

Trump continúa batiendo los tambores de la guerra e imponiendo medidas, bajo el pretexto de “presionar” a Corea del Norte, que continúa antagonizando la situación.

¿La postura pacifista de Seúl ha complicado a Washington? ¿Está de acuerdo Trump con este acercamiento entre las dos Coreas? ¿Qué pasa con el programa nuclear de Pyongyang?

Las recientes acciones de la administración Trump dejan en claro que no apoyan la distensión intercoreana y están tratando de recuperar el control de las interacciones con Corea del Norte lejos de Corea del Sur. Si bien es cierto que las armas nucleares no iban a ocupar un lugar destacado en la agenda intercoreana, las cuestiones sustantivas sobre la mesa siguen necesitando el apoyo y la cooperación de la comunidad internacional, especialmente de Estados Unidos, para avanzar. Si bien las Naciones Unidas y la mayoría de los países del mundo han acogido con satisfacción el diálogo intercoreano y una disminución de las tensiones, Estados Unidos y Japón parecen reacios a crear suficiente espacio político para que el diálogo llegue a alguna parte.

A fines de enero, Pyongyang, en un inusual mensaje, llamó a la reunificación de la península coreana. ¿Cómo interpreta esa acción?

El anuncio de Corea del Norte no es tan inusual. Este tipo de “apelación conjunta” es una fórmula que a menudo se ha puesto en marcha cuando las señales para mejorar las relaciones intercoreanas parecen estar vivas. En realidad, es solo una continuación de los comentarios de Kim Jong Un durante su discurso de Año Nuevo, dando más detalles y apoyo a la iniciativa.

En las últimas semanas la tensión entre Seúl y Pyongyang parece haberse disipado. ¿Comparte ese análisis?

Es probable que las tensiones se hayan aliviado por ahora, en parte porque Corea del Norte realmente quería participar en los Juegos Olímpicos y sabe que Corea del Sur también los quería a ellos. Ellos sabían que la administración del Presidente Moon Jae-in quería tener una política más cooperativa hacia el Norte, y está aprovechando estos factores. El diálogo, al tiempo que restablece los canales de comunicación militar a militar y está abierto a la reanudación de las conversaciones militares a militares, se ha centrado exclusivamente en los detalles del intercambio olímpico. Pero aún no está claro a dónde van las cosas después de los Juegos Olímpicos.

¿Qué reacción podría tener Washington?

Creo que en Washington, la reacción es de apoyo cauteloso. Todo el mundo quiere que los Juegos Olímpicos vayan bien, pero hay mucho escepticismo acerca de hasta dónde puede llegar el diálogo intercoreano una vez que llegan a cuestiones más difíciles, como los ejercicios militares o la cooperación económica que requieren un amplio apoyo internacional.

Seguir leyendo