Figueroa, feliz: “Afloró el alma”

Autor: M. Parker

Foto: Agencia Uno.

La figura de la remontada de Unión ante Colo Colo se mostró feliz. Quedó a uno de Paredes.


Fue la figura del partido. El artífice de la remontada. Cuando Unión Española caía por 0-2, Tobías Figueroa no dejó de buscar el gol. Se transformó en el principal agente de peligro hispano y lo demostró desde el primer minuto. Al final su esfuerzo fue recompensado: doblete y un triunfo revitalizador.

Cuando el primer tiempo terminaba con los albos ganando por la mínima, un cabezazo del espigado delantero hacía pasar zozobras a la, hasta ese momento, sólida defensa visitante. Gracias a los dedos de Agustín Orión ese remate no se convirtió en la paridad, pero Figueroa mostraba un adelanto de lo que sería su participación en el segundo tiempo.

Unión Española encaró el segundo tiempo con otra actitud, pero Esteban Paredes, con un golazo, aumentaba la distancia a los 60’ y dificultaba las acciones para los rojos. Pero solo cinco minutos después, el argentino aprovechó un centro de Dávila para anotar el descuento y meter a los dirigidos por Martín Palermo nuevamente en el partido.

“Estoy contento, se hizo un sacrifico muy grande frente a un rival muy completo, que tiene individuales que lo potencian y con jugadores jerarquía”, señaló el ariete tras el final del partido en diálogo con CDF. “Pero afloró el alma, tratamos de conservar la paciencia y la tranquilidad, el equipo necesitaba una victoria sobre un gran rival como Colo Colo. Unión cumple años y no nos quedaba otra más que reaccionar”, añadió.

De sus pies nació el 2-2, quizás no solo motivado por el aniversario del club, sino también por alcanzar a Paredes en la tabla de goleadores. El Tanque lidera con 12 tantos, mientras que el transandino asoma con 11. Y el último fue una demostración de clase. Pese a su altura (190 cm), Figueroa controló con el torso un centro preciso de Pablo Aránguiz para luego, en carrera, rematar ajustado cuando se quedaba sin ángulo.

Martín Palermo, tras el partido, dio cuenta de cómo la unión entre Aránguiz y el delantero pudo darle forma a la remontada. “Comenzó a aparecer Aránguiz, y si él no estaba, aparecía Pablo (Galdames). Se generaron sociedades que llevaron a tener otra postura en cancha pese a estar en desventaja. Pero tuvimos reacción y esto es mérito de los jugadores. Teníamos 45 minutos para darlo vuelta y lo hicimos”, comentó el DT.

Finalizó analizando que “fue un partido intenso y vibrante. Reaccionamos en el primer tiempo cuando nos meten el gol, pero lamentablemente le dimos la posibilidad de controlarnos. Hablamos en el entretiempo, de que debíamos adueñarnos de la pelota, ganar las acciones divididas en el mediocampo. Nunca habíamos revertido un 0-2. El contagio y la rebeldía del grupo fue clave”.

Seguir leyendo