El fútbol busca al canalla

Autor: E. Sepúlveda

Los antecedentes están en manos de Carabineros. La U se disculpa y ofrece su colaboración a la UC. El responsable de la burla al fallecido Raimundo Tupper arriesga hasta cuatro años de prohibición de ingreso a los estadios.


Más allá de las polémicas estrictamente futbolísticas del clásico universitario, hubo un hecho que provocó un unánime rechazo: la burla de un barrabrava de Universidad de Chile, durante el partido, quien con una máscara de Raimundo y un mensaje en su polera con el símbolo de Súperman (“Tú único ídolo abandonó”), apuntó directamente a uno de los emblemas del cuadro de la franja y su trágica muerte.

Al respecto, Cruzados reaccionó de inmediato, a través de su gerente general, Juan Pablo Pareja, quien informó que presentaron una denuncia ante Estadio Seguro y Carabineros para que el autor de la provocación sea identificado y sancionado.

“Es lamentable que una persona use un tema tan sensible para intentar provocar a una hinchada o a un club rival. Esta mañana nos comunicamos con Estadio Seguro para saber si coincidían con nuestra postura de que este tipo de situaciones pueden ser sancionadas por incitación a la violencia. Estuvieron de acuerdo con nosotros y respondieron que efectivamente el hecho constituiría una falta de este tipo”, explicó Pareja.

“Ya estamos recopilando la información de los ruts de las personas que ingresaron a esa tribuna de la galería visita, además de imágenes de video y fotografías, con el fin de ponerlas a disposición de la autoridad, para que ellos nos ayuden a identificar a la persona involucrada y así poder tomar las medidas del caso. Según el protocolo establecido el año pasado por la ANFP, este tipo de conductas que incitan a la violencia tienen una sanción de prohibición de acceso a los estadios por el plazo de un año”, cerró el funcionario.

Desde Estadio Seguro informaron que ya comenzó la investigación del lamentable hecho y que Carabineros está investigando. La figura jurídica a la que correspondería la situación es “incitación a la violencia”. La eventual sanción abarca un rango entre dos a cuatro años con prohibición de ingreso a todos los estadios del país.

Por ley, existe control de identidad para todos aquellos que ingresen a los estadios. En el caso del codo norponiente de San Carlos de Apoquindo, el proceso de individualización puede ser más sencillo, pues en ese sector fueron vendidas sólo 700 entradas y existen múltiples registros gráficos y audiovisuales de esa zona.

En tanto, Universidad de Chile envió una carta ofreciendo las disculpas institucionales a la UC, aparte de ponerse a disposición para las investigaciones pertinentes.

La situación provocó un amplio repudio en las redes sociales. Una de las personas que reaccionó con mayor dureza fue el exvolante Rodrigo Gómez, uno de los amigos más próximos que tuvo el Mumo Tupper.

“A este tontito que se hace el divertido: 1.- Me encantaría encontrármelo sin máscara. 2.- Ojalá que nunca tenga un problema y sea feliz en su vida”, dijo Gómez a través de Twitter. También pidió que la ANFP y la U le impidan “que vuelva a los estadios”.

Seguir leyendo