Gustavo Canales no olvida a la U de Sampaoli: “Costará mucho encontrar un grupo que tenga esa forma de jugar”

El retirado delantero recuerda el momento en que, con Universidad de Chile, ganó el título en 2011, en el inicio de uno de los ciclos más exitosos de la historia azul. También adelantó que seguirá trabajando en Unión Española.


Gustavo Canales está tranquilo. “En casa, disfrutando mucho más que cuando estaba trabajando. Ya pensando en la nueva etapa de mi vida, siempre pegado a mi familia”, relata en entrevista con el programa Deportes en Agricultura.

El delantero ya está retirado e intenta adaptarse a su nueva vida. “Hay algunos días en que a uno le dan ganas de continuar con la rutina, de patear un poco la pelota. Trato de refugiarme en mis hijos, son los que me dan la alegría”, sostiene.

Sin mayores dramatismos, afronta la decisión que adoptó. “Es algo que tenía en mente. No podía jugar partidos de manera continua y eso me tenía fastidiado. Siempre pensando en la exigencia, pensar en dejar de jugar era lo adecuado. Ya no podía hacer la preparación que me gustaba hacer. Eso fue llevándome a tomar la decisión con tranquilidad”, explica.

El Mágico valora lo que consiguió. “Estoy muy conforme. Siempre me esforcé y estuve al límite. No hay reproche. Si uno pudiera diagramar su carrera, iría clubes grandes en Europa, pero estoy muy conforme. Conseguí un respeto en el fútbol, en base a la humildad, al trabajo. Conseguí lo que merecía y soy un agradecido de la vida, del fútbol, que me hizo ser el sostén de una familia grande. Y poder darle las cosas básicas a mis hijos, me hace estar conforme”. evalúa.

Canales repasa su momento más glorioso, el que vivió en Universidad de Chile, de la mano de Jorge Sampaoli. “Es lindo volver atrás el tiempo y darse cuenta de que uno fue parte de un grupo que jugaba tan bien al fútbol. Volver a esos recuerdos me llena de alegría. Es un equipo que se fue formando en la medida de que se dieron situaciones. Empezamos cuestionados todos, incluso el entrenador. Esa final ante la UC fue el quiebre. Después, ganamos mucho en confianza. El cuerpo técnico fue muy acertado en las decisiones que tomó. Va a costar mucho encontrar un grupo que tenga esa forma de jugar, que tenga ese estilo. En el fútbol, si no consigues títulos, es intrascendente. Ese equipo pudo consolidar todo: logros, buen fútbol, lo de la gente y dejar una huella en el club”. rememora.

Tampoco olvida su paso por la Selección. “Las lesiones (me impidieron destacar en la selección). Las citaciones fueron en mis mejores momentos. La primera citación fue en 2011. Ese plantel ganó lo que ganó y uno veía lo que iba a ser. Devolver lo que Chile me entregó dentro de la cancha es algo que me quedó pendiente”, admite. A propósito de la Roja, expresa su confianza en la gestión de Reinaldo Rueda. “No tengo dudas de que Rueda tiene de donde agarrarse. El tema pasa por el estilo que quiera darle a su equipo o cómo quiera terminar la jugada. Hay algunos delanteros que están para la definición. Es difícil explicar lo complejo que es jugar de espaldas al arco, pero en Chile hay variantes, como el mismo (Felipe) Mora, que maneja bien esa faceta, que es el 50 por ciento de lo que debes entregar. Esas cosas se traen incorporadas. No sería fácil. Uno las trae desde la cuna”, dice.

Finalmente, da pista respecto de su futuro. “Me imagino dentro del fútbol. Uno ya tiene conocimientos, sabe de qué se trata. Hay muchas otras situaciones que uno tiene que manejar. Unión quiere que siga siendo parte del club y espero colaborar con el crecimiento para llevar a Unión Española a lo más alto posible. Estoy por terminar el curso de entrenador. Quiero seguir ligado al fútbol, porque es de lo que uno entiende”, sostiene. Y. por el momento, descarta un partido de despedida. “No quiero que se haga mucho ruido. Prefiero el perfil bajo y trabajar en esta nueva etapa”, concluye.

 

 

Seguir leyendo