Hernán Leal conquista la última montaña de las 7 Cumbres

El escalador chileno logró subir a la cima del Macizo Vinson, la última cumbre de las montañas más altas de cada continente que le faltaba por conquistar. Ahora comienza su preparación para volver a subir el Everest en marzo de este año.


El escalador Hernán Leal (51) completó su objetivo de ascender a la cima de las 7 Cumbres, las montañas más altas de cada continente. El 13 de enero a las 17.20 horas llegó al techo de la Antártica, cuando subió el Macizo Vinson, la última cúspide que le restaba por conocer y se convirtió en el séptimo chileno en conseguirlo. Hoy viaja de vuelta a Santiago.

Llegó al Polo Sur el 9 de enero, tras escala en Punta Arenas y  dos días después comenzó su escalada. Tal como se le hizo costumbre, Leal mostró su destreza y escaló los 4.892 metros de altura en poco tiempo. Subió acompañado de un Sherpa, un ruso y un italiano. Al día siguiente retornó al campamento base, pero el mal tiempo y las temperaturas, que marcaron hasta 30 grados bajo cero, hicieron que esperara cuatro días antes de volver a la capital.

“Me emocioné mucho, aunque el frío extremo me hizo estar muy concentrado. Los últimos 200 metros son por un filo muy expuesto, un error puede ser fatal para ti y tu equipo, íbamos los cuatro encordados”, comenta a La Tercera, Hernán Leal.

El ingeniero de profesión empezó su pasión por escalar en 2012 y en el corto plazo que lleva practicando este deporte ya puede decir que ha estado en las montañas más altas de cada continente. Ha clavado la bandera chilena en la cima del Denali en Norteamérica, Aconcagua en Sudamérica, Elbrús en Europa, Kilimanjaro en África, el Carstenz en Oceanía, el Everest en Asia y, ahora, el Vinson en la Antártica.

“La temperatura con viento, en la cima, en verano puede llegar fácilmente a los 50 grados bajo cero, nosotros cerramos la temporada. El reporte meteorológico es clave o puedes perder dedos”, dice. Además, agrega lo imponente de la cumbre que acaba de conocer: “El lugar es maravilloso, pero no existe nada de vida y los encargados del lugar se preocupan mucho de no dejar ningún rastro humano”.

Ahora el próximo objetivo de Leal es subir nuevamente la montaña más alta del mundo. En marzo viajará a Nepal y, según él mismo dice, “ya estoy pensando en mi nuevo desafío. Mañana empiezo a entrenar para el Everest 2018”.

Seguir leyendo