Hinchas de Everton cumplieron y vaciaron Sausalito

La barra del equipo viñamarino no ingresó al duelo ante la UC, en protesta por el precio de las entradas. En la cancha, los cruzados vencieron al conjunto local después de nueve años.


El sector más radical de la hinchada de Everton se ausentó del duelo de su equipo ante la UC, este sábado, en protesta por el alto precio de las entradas. Una medida que ya habían advertido durante la semana y que cumplieron durante esta jornada.

Este panorama propició que los estudiantiles fueran prácticamente locales en Viña del Mar, donde consiguieron un triunfo que le había sido esquivo durante los últimos nueve años. De hecho, su última victoria en el reducto de la Ciudad Jardín databa de 2007.

Pese a que la hinchada cruzada tuvo que entrar al estadio entre las 9 y las 10 de la mañana, tres horas antes del encuentro, llenaron los 1.100 cupos disponibles en la galería Laguna. Eran los únicos que se escuchaban en el recinto deportivo. Mientras, al otro lado, el panorama era diametralmente opuesto.

“Fue una medida totalmente innecesaria, estamos a dos horas de que comience el partido. Está bien tomar las precauciones para que no se encuentren las barras, pero esto no tenía sentido”, comentó la hincha de Universidad Católica, Josefina Hernández, a la entrada del estadio. Y minutos antes del pitazo inicial, el presidente de la UC, Juan Tagle, criticó a la organización: “Lamento mucho la forma en que las autoridades han manejado el tema. Al final esto no hace más que alejar a los hinchas”, aseguró.

En tanto, el expresidente de Everton, Antonio Bloise, también comentó lo sucedido con la parcialidad local: “Es una pena, pero el club tiene la obligación de resolver esto. Es difícil poder explicarlo, antes de ser presidente yo era hincha. Los entiendo”. Bordeando el cerro, algunos fanáticos viñamarinos arengaban a su equipo a la distancia, en símbolo de protesta contra el club.

Seguir leyendo