Hoyos no reencuentra la tecla

El DT ha alineado siete formaciones diferentes en las siete fechas del Transición. Modificó su exitoso 4-3-3 al tradicional 4-4-2. La defensa sigue siendo su principal problema.

A Guillermo Hoyos pocas veces se le vio como en el duelo ante Everton. El técnico no ocultó su frustración y en su rostro evidenció la preocupación por un equipo que no logra encontrar su juego, tras siete fechas disputadas.

El campeón del fútbol chileno no luce su corona con orgullo. Su nivel es discreto, y los fanáticos se han encargado de hacérselo saber al plantel a través de las redes sociales. Nadie se salva de las críticas, salvo Mauricio Pinilla, quien lleva cinco goles en el certamen, en seis duelos jugados.

Es que Guillermo Hoyos parece no reencontrar la tecla que lo llevó a ganar la estrella 18 del club. El DT, en las siete presentaciones que suma el equipo en el Transición, registra la misma cantidad de alineaciones. Nunca ha repetido equipo, ya sea por lesiones, expulsiones o decisiones técnicas. Incluso, en estas últimas tres jornadas, el DT decidió dejar atrás su exitoso esquema 4-3-3 para pasar al 4-4-2. En su afán de reinventarse, conversación que sostuvo con Ronald Fuentes, gerente deportivo de Azul Azul, antes de iniciar sus vacaciones, el transandino decidió darle un vuelco al deambular estudiando. El juego, más allá del resultado, no convence a sus hinchas, y menos a sus directores: “El juego no es el que nadie espera. El equipo está lejos del nivel del primer semestre. Se ve un grupo con pocas ideas”, dicen desde la concesionaria.

Los jugadores que registran de titular todas las presentaciones son Johnny Herrera, Vilches, Jara, Lorenzo Reyes y Lorenzetti. La dupla de centrales, pese al trabajo específico al que se han visto sometidos, se ha transformado en el gran dolor de cabeza de Hoyos. El equipo de La Cisterna ya ha recibido 13 goles, con un promedio de 1,86 tantos por partido. En todo el Clausura, transcurrida las 15 fechas, la U recibió dos goles menos que los ya le han convertido. “Es preocupante la manera en que nos marcan goles. Para lo que juega este equipo es un problema a resolver si queremos ser campeones”, dijo David Pizarro. En la ofensiva, en tanto, Mauricio Pinilla es el único futbolista que ha asegurado una camiseta. El resto se alterna para acompañarlo.

En la gerencia azul tienen claro el diagnóstico del problema que complica al DT. Asumen el error, pero intentan bajarle el perfil para no desestabilizar al plantel pensando que aún está latente la chance de pelear el Transición. La partida de Gonzalo Espinoza dejó a los estudiantiles sin un volante capaz de generar fútbol. Lorenzetti no ha sabido asumir esas labores. Es por esto, que en diciembre, Azul Azul irá por un jugador que sea capaz de romper líneas. También por un defensor central.

En tanto, ayer, en el CDA, Guillermo Hoyos inició el plan para vencer a Unión. El plantel analizó el partido ante los ruleteros y se repasó la importancia de vencer a los hispanos. La buena noticia es que Isaac Díaz superó las molestias físicas y está habilitado para este sábado.

26

Seguir leyendo