La cara de Alexis lo dice todo

Reuters

De cuatro partidos junto al Manchester United, Sánchez ha perdido dos. Esta vez fue ante el Newcastle, de visita, con un desempeño colectivo soporífero. Llegar a un club dirigido por Mourinho finalmente no resulta tan divertido.


¿Qué habrá pensado Alexis Sánchez tras el pitazo final? Sólo queda conjeturar. Tratar de reproducir, con la ayuda de lo que se vio sobre la cancha del St. James Park, lo que pasó por su mente cuando finalizó el partido ante el Newcastle. Pero su cara era un poema. El retrato de la desolación.

Jugadores displicentes, que no corren, que no quitan. Ritmo de juego cansino, poco claro, que se desvanece al llegar al área. Imposibilidad de contrarrestar a un rival menor, perder en partidos donde los tres puntos eran seguros. Y un DT cuyo pragmatismo amenaza el juego vistoso que Sánchez añora mostrar. Pero fue él el que eligió el United sobre el City.

Reuters

Lo descrito responde a una caracterización del desempeño Gunner en los tiempos de Sánchez. Y también, al partido de ayer de los Diablos Rojos. Teniendo al jugador más caro en la historia de la liga, fueron incapaces de vencer a un equipo que lucha por escapar de los últimos puestos de la Premier League. También al delantero. Y al mejor pagado.

Rafael Benítez le restregó a Mou el pragmatismo en su cara. Dio una clase magistral de presión, de cómo incomodar a un rival que desde casa ya viene carente de ideas. Si a eso se le suma la imprecisión de jugadores que no deben fallar, como Pogba -cada fin de semana demostrando por qué es uno de los jugadores más sobrevalorados del mercado-, Mátic y Lingard, el resultado no son más que dudas. No para los directivos del United, mucho menos para los hinchas. Sino para Sánchez, quien desde que llegó a Inglaterra busca vivir un sueño que no parece llegar pronto.

Reuters

La punta izquierda, más que ser la posición que más le sienta, parece alzarse como su prisión. Permanece allí aislado, sin comunicación con quienes debe crear juego. Juan Mata, el llamado a ser el partner del chileno, fue relegado una vez mas a la banca, en otras de las inexplicables decisiones del técnico luso.

Allí poco pudo hacer, más que retrasarse para buscar la pelota y recuperarla. Porque Alexis jamás abandona tal faceta. En la primera parte, la acción fue mesurada, con una clara ocasión para ambas escuadras. No obstante, en el complemento vendría el descalabro. La mejor versión del atacante criollo no pudo desequilibrar, teniendo dos ocasiones para hacerlo. En una hizo uso de toda su calidad para eludir rivales y rematar, aunque su tiro fue desviado. Y en la otra, luego de eludir al portero y quedar escorado a la derecha, no se decidió a pegarle de primera, y cuando lo hizo, un zaguero ya estaba listo para bloquear el tiro.

A los 65’ vino el gol de Ritchie, que los reds fueron incapaces de empatar, pese a una doble ocasión del errático Martial.

Reuters

Tras el partido, Mourinho señaló:“Podríamos estar 10 horas acá y aun así no anotaríamos un gol, ésa es la sensación. Cuando ves la cantidad de oportunidades que perdimos, empezando con la de Martial en la primera mitad, y luego la de Sánchez con la portería libre, más las otras ocasiones que acumulamos; es increíble que no hayamos anotado un gol”.

De cuatro partidos jugados con el United, Sánchez ha perdido dos. Alexis, como siempre, se fue mudo, sin hacer declaraciones. Pero su cara lo decía todo.

Reuters

Seguir leyendo