La cólera de Beausejour

El lateral fue expulsado tras un manotazo a Baeza, se volvió loco por unos gritos que le lanzó Orión y terminó a los cabezazos con su compañero Pinilla. La U estudia los videos para ver si denuncia al arquero.


Jean Beausejour está fuera de sí. Muy lejos de ser esa persona cauta y sensata que acostumbra. En pleno Superclásico, quizás el partido más importante del año, ha sido expulsado por Tobar tras una doble amonestación. En su camino al vestuario se cruza con su compañero Mauricio Pinilla. El goleador se le acerca y le dice unas palabras. El zurdo mira de reojo, de mala gana, pero sigue su curso hacia el camarín. De pronto el 9 abre sus brazos y le recrimina algo. Acto seguido, el lateral de la selección se da vuelta y se va encima del delantero. Le lanza un cabezazo y luego vuelve a embestir. No cabe en sí. Pinilla no se achica y se lo saca de encima con un empujón. Beausejour vuelve a la carga con ímpetu. Corriendo llegan Jorge Valdivia y Lorenzo Reyes, ambos intervienen para que la situación no pase a mayores.

Minutos antes de esta escena, el clásico se jugaba con normalidad. Era un partido caliente, como cualquier otro duelo de esta magnitud. El descontrol de Beausejour marcó el trámite del partido y quedó en la retina de cada espectador.

Incluso, la hinchada local le recriminó el acto. “¡Sale, rápido!”, “¡Vuelve a Colo Colo!”, gritaban desde la parcialidad azul. El zurdo hizo caso omiso. Tras el encontrón con Pinilla, caminó lento al túnel. Miraba desafiante hacia las gradas y repetía con fuerza en variadas ocasiones: “¡Me la banco solo!”. En los últimos metros, Gonzalo Jara (observó el partido desde el túnel) lo abrazó para contenerlo, en un principio el zurdo intentó zafar, pero el zaguero logró calmarlo dentro de toda la ira que manifestaba.

La expulsión fue justa y en un momento pasó inadvertida para el juez. La U atacaba en búsqueda del empate y la banda izquierda es la predilecta para esto. La pelota le llegó a Lorenzo y como de costumbre, Beausejour se proyectó para ser opción de pase. En esa corrida golpeó el rostro de Claudio Baeza. El jugador albo quedó tendido en el suelo y la jugada siguió. La pelota salió y Tobar fue donde el herido. Orión y Zaldivia apuntaban con insistencia al culpable. Tras ver a Baeza ensangrentado, el árbitro no dudó y expulsó al zurdo. Tenía amarilla, pero fue roja directa.

La ira del seleccionado nacional no comenzó inmediatamente después del dictamen del juez. Tras ver la cartulina roja, Beausejour comienza la caminata hacia el camarín. Aquí aparece Agustín Orión, le grita algo y lo repasa. Es el punto de inflexión. Tras lo dicho por el portero albo comienza la cólera y la actitud irreconocible del siempre cauto lateral izquierdo. No sólo con el rival, también con sus compañeros.

Lo ocurrido fue pregunta fija para Ángel Guillermo Hoyos: “Son momentos de calentura. A veces lo que prevalece es el silencio. Esta situación se manejará con diálogo de la misma forma en que venimos haciendo hace 15 meses”. Y el DT agregó: “Si hay una expulsión no me gustaría irme. Es normal en un partido con esta exigencia emocional. Nos bancamos a Beausejour”.

Mauricio Pinilla, uno de los protagonistas del episodio, prefirió no opinar al respecto: “No puedo dar un análisis frío de lo que pasó hoy. Necesito pensar bien, no quiero aventurarme a dar una entrevista que quizás se puede mal interpretar. Estoy acostumbrado siempre a dar la cara”.

Johnny Herrera respaldó al letral y le cargó responsabilidad a Tobar: “Estoy muy triste por Jean. La expulsión fue netamente condicionada y el árbitro dejó seguir la carnicería que se estaba llevando a cabo. Estamos todos con él”. Lorenzo Reyes , también expulsado, le restó importancia. “Esas cosas son calenturas del momento”, dijo y agregó:”Me equivoqué y fue más irresponsable que la primera. La del Bose es parte del juego y la mía no”.

Lo cierto es que Beausejour tras ser expulsado se fue directo a las duchas. Ni siquiera esperó que el encuentro finalizara. Se fue silente y raudo. Quedó afectado. Luego no quiso desvelar lo que despertó su furia. ¿Orión le insulta en términos racistas?De momento, Palmatoria lo niega. Y el club, revisa los videos para ver si denuncia al arquero.

Seguir leyendo