La copa de Griezmann

El Atlético de Madrid gana por tercera vez la Europa League luego de imponerse al Olympique de Marsella. El 7 francés fue figura, con dos goles.


El favorito le ganó al tapado. Aunque no sea muy cercano al lirismo, la efectividad del Atlético de Madrid es a toda prueba. El libreto de Diego Pablo Simeone se vio en su máxima expresión en la final de la Europa League. Los colchoneros superaron con claridad al Marsella por 0-3, de la mano de Antoine Griezmann (más bien de su pie izquierdo), y son los campeones de la segunda competencia más relevante del Viejo Continente.

El partido tuvo muchos ingredientes alrededor, por ambos elencos. El Cholo tuvo que ver el partido desde un palco, al encontrarse suspendido por su expulsión en la semifinal de ida ante el Arsenal. “Fue una sensación de soledad”, reconoció. Se notaba inquieto, sobre todo cuando su elenco no jugaba bien, pero luego se calmó y con la victoria festejó como uno más. A ras de pasto estuvo su ayudante, el Mono Burgos. Pero la gran anécdota del encuentro la protagonizó Dimitri Payet y la maldición de tocar la copa antes del juego (ver abajo).

El inicio del partido tuvo al Marsella como el dominador, moviendo el balón a su ritmo, mientras que el Atlético esperaba con sus dos líneas de cuatro, aguardando por encontrar algún espacio o un error del contrario. Y así fue. El golero Mandanda juega hacia el medio con Anguissa, quien falla groseramente en un control de balón. Griezmann queda mano a mano con el meta y no falla. En la primera de peligro, los rojiblancos abren la cuenta, para de esa manera ponerse la tenida que mejor le queda: anular al rival achicando los espacios y saliendo con velocidad. El 7 francés, quien pudo haber jugado su último partido europeo con el Atleti, volvió a demostrar ser la estrella del plantel de Simeone, el hombre más desequilibrante.

Necesariamente, la faceta ofensiva del equipo pasa por el ex Real Sociedad. Eso se reiteró en el inicio del segundo lapso, cuando le pica el balón a Mandanda para ampliar la diferencia y comenzar a sellar la victoria. El tercer tanto fue de Gabi, cuando el partido se iba, definiendo con un tiro cruzado.

“Siempre hemos dicho que la mejor manera de volver a ganar es insistiendo. Gracias a Dios hemos encontrado hombres muy fuertes y futbolistas que han crecido. Si hay algo que tengo con los futbolistas es una comunión muy grande”, declaró el Cholo con la medalla de campeón colgada de su cuello. El transandino igualó a Luis Aragonés como el DT más ganador de la historia del club, con seis títulos.

El Atlético consigue su tercera Europa League. Anteriormente, se quedó con las ediciones 2009-2010 (venció al Fulham) y 2011-2012 (superó al Athletic de Bilbao). Además, asegura su presencia en la Supercopa de Europa, ante el campeón de la Champions. Será el 14 de agosto, en Tallin (Estonia).

Seguir leyendo