La Garra Blanca no escarmienta

Durante el partido frente a San Luis, la hinchada alba entonó los mismos cánticos que le costaron al club una citación al Tribunal después del Superclásico. También hubo menciones ofensivas al intendente Orrego


La Garra Blanca no escarmienta. El sector más radical de la hinchada de Colo Colo repitió los mensajes ofensivos que le costaron al club  popular una citación al Tribunal de Disciplina al jefe de seguridad, Luis Urzúa, después del Superclásico. Otra vez, con dardos directos hacia Universidad de Chile y ahora con un nuevo blanco: el intendente metropolitano Claudio Orrego.

Los barristas mantuvieron silencio al comienzo del partido en señal de protesta contra la autoridad. Después, desplegaron el repertorio, que incluyó la ya cuestionada mención a los azules (“Ríe cuando el chuncho esté sangrando”), a la resistencia que opondrían a la posibilidad de una eventual disolución (“No van a poder disolver a la GB”) y, finalmente, que aludía directamente, y con gruesos insultos, a la autoridad, convertida en el principal enemigo.

Con todos estos antecedentes, el club de Macul se expone a una nueva convocatoria al ente disciplinario, que podría determinar sanciones, además de alguna medida que pueda adoptarse incluso a nivel gubernamental.

Seguir leyendo