La gimnasia prepara jueces virtuales

Una empresa japonesa desarrolla un software para hacer en Tokio 2020 las calificaciones.


Para la serie de deportes que no se miden por un dato duro, como los goles marcados, sino por apreciaciones subjetivas, como la gimnasia, lo que está haciendo la empresa japonesa Fujitsu espera revolucionar la manera de calificar a los competidores.

Tenía que ser en Japón, uno de los líderes mundiales en tecnología, sede los Juegos Olímpicos de 2020 y país del presidente de la Federación Internacional de Gimnasia, Morinari Watanabe, donde comenzaran las investigaciones para dejar atrás la apreciación de los jueces de la gimnasia artística y avanzar hacia un sistema automatizado de calificación.

El Gymnastics x 3D Sensing Tecnology es un sistema que graba y escanea en tres dimensiones toda la presentación de un gimnasta usando un sensor como el de un juego wii o kinect, pero mucho más detallado, y le entrega puntaje de acuerdo a lo que se espera de la ejecución (ver infografía abajo) con datos cargados con anterioridad.

En lo que dura un salto, el software puede entregar a los jueces todos los datos de la ejecución, como la altura alcanzada, la verticalidad, el ángulo del cuerpo en cada momento, la posición de las piernas en la caída y hasta la distancia en milímetros entre los pies.

En anillas, mide el tiempo exacto de los ejercicios, o en piso, velocidades,

Las autoridades han hecho hincapié en aclarar que no esperan reemplazar a los jueces y que el avance será de apoyo. Pero eso ya existe en la gimnasia, el video instantáneo Ircos, al que recurren los jueces para salir de dudas, así que lo que se fragua en Japón debe buscar mayor trascendencia.

La jueza y profesora Claudia Perelman también espera que no los reemplacen, y también ve algo más que un apoyo para árbitros en el sistema. “Sin duda que va a dirimir puntos de vista, que los jueces siempre tenemos, pero veo otra cosa: es increíble lo que esto va a servir para enseñar, mostrarles a los alumnos milimétricamente todos sus ángulos, sus mediciones”, dice Perelman.

El sistema ya se ha probado y en Tokio 2020 espera consolidarse.

 

Seguir leyendo