La justicia española va tras Mourinho

Autor: La Tercera

El técnico portugués deberá declarar como investigado por el delito de fraude. Se le acusa de no declarar 3,3 millones de euros de sus derechos de imagen.


La justicia española se lanzó ahora contra José Mourinho. El entrenador portugués deberá comparecer como investigado el próximo 3 de noviembre, acusado de fraude por no declarar 3,3 millones de euros correspondientes a sus derechos de imagen.

Según publicó ayer la agencia informativa EFE, el Juzgado de Instrucción Número 4 de Pozuelo de Alarcón (Madrid), convocó al actual adiestrador del Manchester United por dos presuntos delitos contra la hacienda pública hispana.

Según la fiscalía española, el director técnico incurrió en las acciones contra la ley durante 2011 y 2012, cuando era entrenador del Real Madrid. Según la publicación, el luso defraudó 1.611.537 euros en 2011 y 1.693.133 euros en 2012. Además, se le acusa de evitar el pago de dichos impuestos mediante empresas con sede en las Islas Vírgenes Británicas.

“Todas estas estructuras societarias fueron utilizadas por el denunciado con el objeto de hacer físicamente opacos los beneficios procedentes de sus derechos de imagen”, asegura una fuente de la Fiscalía citada por la agencia de información.

El 23 de julio de 2014, las autoridades locales españolas le comunicaron al extécnico merengue que investigarían sus declaraciones tributarias. Fue entonces cuando se detectaron las irregularidades y comenzó el proceso en contra del reconocido adiestrador, que inició su etapa cúlmine con la citación dada a conocer durante la jornada de ayer.

Luego del 3 de noviembre se conocerán las eventuales sanciones en su contra.

Justicia contra todos

La justicia española está en una verdadera cruzada para combatir los fraudes en el deporte. Mourinho es apenas uno más de los señalados en una larga lista integrada por los principales actores del escenario deportivo español.

Antes del director portugués, Lionel Messi, Cristiano Ronaldo, Luis Figo, Iker Casillas, el Barcelona, Radamel Falcao, Javier Mascherano y Ángel Di María, entre otros, fueron los casos más bullados en la búsqueda constante de la fiscalía hispana de frenar estos delitos.

Los casos más comentados, por los montos demandados y la trascendencia de los involucrados, son los de Messi y Cristiano. A La Pulga se le reclaman 4,1 millones de euros por no tributar sus derechos de imagen entre 2007 y 2009. Tanto el jugador como su padre fueron condenados, en una sentencia que ya fue ratificada por el Tribunal Supremo. Ambos se librarán de la cárcel con una multa.

A Cristiano, en tanto, se le reclaman 14,7 millones de la moneda europea por incurrir entre 2011 y 2014 en el mismo delito de no tributar sus derechos de imagen. La estrella del Real Madrid declaró ante un juez el pasado 31 de julio, instancia en la que negó las acusaciones. La investigación continúa y todavía no hay sentencias. Y pese a que diferentes medios europeos proponen la tesis de que el jugador podría ir a la cárcel, al igual que Messi -y quizás también Mourinho, como todos los demás-, con el pago de una multa podría dejar todos los malos ratos atrás.

Seguir leyendo