La revolución que deja la fuga de Bravo

Johnny Herrera, Brayan Cortés y Gonzalo Collao son los tres arqueros que convocó Reinaldo Rueda, técnico de la selección chilena, para los amistosos frente a Suecia y Dinamarca. Los más jóvenes quieren abrirse paso.

Mauricio Isla, uno de los jugadores más experimentados de la Selección, fue categórico sobre el futuro de Claudio Bravo en la Roja. “Él tomó una decisión, pero tendrá que aclararlo bien. Esta vez se aclaró por Twitter. Si tiene la oportunidad de venir, lo hará. Si no, hay que dar la oportunidad a los compañeros que vienen”, disparó, sin dramatizar si es que el meta no vuelve nunca más.

Sin embargo, de concretarse la renuncia definitiva a la Selección por parte del portero, la tarea de reemplazarlo con los “compañeros que vienen” no será fácil para Reinaldo Rueda, técnico de Chile.

De los tres convocados para los amistosos ante Suecia y Dinamarca, Johnny Herrera es el único que es titular en Primera División, pero ya tiene 36 años, por lo que es casi imposible que llegue a Qatar 2022. Brayan Cortés (23), el otro que milita en la máxima categoría, es suplente de Agustín Orión en Colo Colo; y Gonzalo Collao, de Cobreloa, compite en la Primera B.

Encontrar al reemplazante de Bravo, quien ni siquiera es titular en el City, será difícil. Rueda lo sabe. “Hay que esperar que nuestros porteros hagan un mejor trabajo, que se ganen la confianza de sus entrenadores y que logren la titularidad en sus clubes”, dijo el DT hace poco.

Ayer, en la primera práctica de Chile en Suecia, quien “suplió” la vacante de Bravo fue el arquero sueco, Giuliano Gatica, de 18 años, de padre chileno y quien milita en la Sub 19 del Hammarby.

Herrera, el más experimentado
Johnny Herrera continúa vigente a sus 36 años. El arquero de Universidad de Chile es uno de los máximos ídolos de la U, tal vez el el más importante de todos. Suma ocho títulos de Primera División con el elenco azul, más tres Copa Chile, una Supercopa nacional y una Copa Sudamerican; además de un título con Everton. Sin duda, uno de los jugadores más ganadores en la historia del club estudiantil y del fútbol chileno, en general. Tuvo un breve paso por Corinthians.

Es el portero más experimentado de todos los que persiguen el lugar que ocupaba Claudio Bravo en la selección chilena, quien cada vez se aleja más del sitial que alguna vez lució. Sin embargo, su veteranía complica sus opciones de mantenerse como el sucesor del meta del Manchester City en el tiempo. Para Qatar 2022, el Samurái tendrá 41 años, por lo que, si asume el arco de la Roja, tal vez sea muy breve.

Futbolísticamente, Herrera es un arquero fuerte en el mano a mano, como también en el fútbol áereo. En el CDA siempre destacan sus buenos y rápidos reflejos. Así le ha dado varios campeonatos a la U. Si bien no es un atajador de penales del nivel de Bravo, en las definiciones que afrontó cumplió con creces, incluso, pateando el lanzamiento que le dio a los azules su última Copa Chile frente a Colo Colo, en 2015.

¿Debilidad? El juego con los pies. No es uno de los aspectos en el que el capitán azul se destaque particularmente, a diferencia de Bravo. Como sea, el portero suple sus puntos flacos con personalidad. En la U es el principal líder del camarín, gracias a su impronta, taryectoria y fuerte personalidad, la que también le trae problemas a veces.

Con Chile luce dos Copa América, pero siempre a la sombra del Bravo.

Cortés, el de mayor proyección
Después de varios semestres jugando a muy buen nivel en Deportes Iquique, Brayan Cortés, como buen arquero, dio uno de los saltos más importantes de su carrera: llegar a Colo Colo.

Con apenas 23 años, firmó por cinco temporadas en el conjunto de Pedreros, donde lo vieron como el meta de mayor proyección del fútbol chileno. La idea de los albos es que, con el tiempo, tome el lugar que hoy ocupa Agustín Orión y se consolide como el meta titular del Cacique, para luego venderlo a Europa. Una situación que complica su estelaridad inmediata en la Roja para reemplazar a Claudio Bravo.

Fueron 400 mil dólares los que desembolsó Blanco y Negro por la mitad de su pase. Los Dragones Celestes se quedaron con la parte restante. Una inversión bien hecha a juicio de los directivos blancos, considerando las fortalezas del portero, que fue convocado a la selección chilena por primera vez el año pasado, cuando Juan Antonio Pizzi aún era el entrenador.

“Es un arquero rápido, potente, valiente, algo muy necesario para el puesto, porque te ayuda a tener un buen juego aéreo. Toma riesgos en el arco. Con los pies trabaja bien, pero siempre hay que ir perfeccionando. Una de las cosas del arquero moderno es que debe mejorar con los pies. Arqueros con mala técnica no hay, pero sí fallan en la toma de decisiones. Cortés, pese a su corta edad, es bien maduro y rápido para esas decisiones”, explica Javier Di Gregorio, preparador de arqueros de Iquique y formador del nortino.

Asistió al Mundial Sub 20 de Turquía 2013 luego de que Mario Salas lo convocara, aunque no fue titular. Reinaldo Rueda lo nominó para su primer microciclo, donde destacó y era uno de los dos elegidos para el fútbol reducido.

Collao, La torre de la Primera B
“Nelson Tapia hizo el contacto con la U para fichar a préstamo a Gonzalo Collao. El futbolista se entusiasmó de inmediato y nos dijo que mañana mismo se venía a Calama. Nos sorprendió su rápida respuesta, porque pensamos que sería más difícil convencerlo. En ese mismo instante me di cuenta de que era un muchacho inteligente porque le dio lo mismo la lejanía de la ciudad, lo poco conectado que iba a estar, con tal de buscar la regularidad que le ayudaría a encontrar sus objetivos”.

Rodrigo Pérez, técnico de Cobreloa, no esconde su alegría por la nominación de Gonzalo Collao (20 años) a la selección chilena. En los microciclos realizados en Juan Pinto Durán, el portero formado en Universidad de Chile siempre estuvo entre los dos arqueros que jugaron todos los picados. Su estatura (1,92) y su aceptable juego con los pies llamó la atención de Rueda, quien no dudó en incorporarlo como parte del recambio del fútbol chileno: “Es un tipo que para el porte que tiene juega bastante bien con los pies. Sale bien a cortar balones. Pero todo eso es trabajo, más allá de la técnica. Hoy el fútbol te exige salir jugando desde la parte defensiva. Es muy joven y no tengo dudas de que seguirá mejorando, a tal nivel que seguiría siendo nominado para el futuro. Es un muchacho que tiene mucha proyección”, comenta Rodrigo Pérez.

Su mentalidad lo hace ser diferente al resto. Pese a que llegó a ser un alternativa para la portería loína, finalmente terminó desplazando al portero Raúl Olivares: “Es un chico con mucha personalidad bajo el pórtico. Es muy trabajador, respetuoso, con mucha disciplina, pese a su corta edad. Son pocos los futbolistas que a esa edad están tan enfocados”, cierra el DT loíno.

Seguir leyendo